Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

¡Repoblemos el campo! Migración “a la inversa”, proyecto suizo en Argentina

Un niño camina por la calle de un pueblo tranquilo. Lleva de la mano a una niña más pequeña.

La tranquilidad de Colonia Belgrano es uno de sus mayores atractivos.

(Es Vicis)

El programa ‘Bienvenidos a mi pueblo’ entregó viviendas a familias jóvenes que migraron de la ciudad al campo buscando una mejor calidad de vida. 

Cintia Jaime, directora ejecutiva de la fundación suiza ES VICISEnlace externo, trabaja en Argentina para cambiar la lógica migratoria y revivir aquellos pueblos que agonizan por las dinámicas del mercado laboral.

“Esta idea surgió como una apuesta distinta para probar que la gente migra hacia donde ve una oportunidad. No es necesario seguir invirtiendo en ciudades desbordadas; se puede invertir y progresar en los pueblos”, asegura Cintia Jaime a swissinfo.ch.

A la hora de presentarse cuenta que es “argentina y ciudadana suiza de Basilea”. De profesión abogada, escritora y empresaria social, obvia decir que es una ‘soñadora de utopías y hacedora de realidades’.

La utopía de lograr una migración inversa para que los éxodos sean desde las metrópolis hacia pequeños vecindarios, y el sueño de ver renacer pueblos del interior que se van marchitando. 

Jaime viene trabajando desde 2008 realizando y dirigiendo estudios de factibilidad con fundaciones nacionales en Argentina para planificar la migración hacia las áreas rurales. Antes de ES VICIS creó un proyecto a su nombre bajo la iniciativa ‘SwissVision’ que respaldó el entonces embajador de Suiza en Argentina, Johannes MatyassyEnlace externo.

Cintia Jaime y Daniel Winzenried, los promotores suizos del proyecto para volver al campo en Argentina.

(Es Vicis)

En búsqueda de la vivienda propia, paz y trabajo

Con las bases firmes y las condiciones propicias, Cintia Jaime y su esposo Daniel Winzenried, oriundo del mismo cantón helvético y presidente de la ONG, decidieron formalizar en 2013 la Fundación ES VICIS. 

Ambos dirigieron el equipo interdisciplinario suizo-argentino que creó el primer programa de "migración planificada" y conformaron un modelo de trabajo que pudiera reproducir la experiencia en todo el mundo.

“Me siento muy satisfecha. Haber entregado estas viviendas ha superado mis expectativas. En una Argentina que sufre gran hiperinflación y que atraviesa enormes dificultades, poder mostrar que las familias que se mudaron aquí hace poco más de 3 años generaron 23 negocios y dan empleo a 27 personas, muestra un crecimiento a contrapelo de lo que es la tendencia en este país”, explica la madre del proyecto.

“Nuestra forma de expansión del modelo es capacitar a otros acerca de la experiencia piloto para que lo puedan implementar en otros lugares. En este momento estamos asesorando a organizaciones de Italia y España para poder adoptarlos”.

“¡Todo este esfuerzo valió la pena! Dirigir a la distancia, desde la ciudad helvética de Reinach (Basilea-Campo) esta prueba piloto, con 5 y 4 horas de diferencia horaria según la época, y poder mostrar estos resultados, es maravilloso”, se apasiona Jaime.

Historias reales y sueños realizados

“Hace 4 años vivíamos en Santa Fe capital y yo cursaba mi cuarto embarazo. Nos enteramos del proyecto porque lo vio mi tío en televisión y empezamos a averiguar”, contó Joana Ojeda a swissinfo.ch. 

La joven de 34 años y madre de cuatro niños, de 16, 13, 11 y 4 años, recordó que no sabía si iban a quedar seleccionados porque había más de 20 000 familias inscriptas. 

“Por suerte vinimos con mi esposo (Ariel Martínez, 37) hace dos años y medio. Dejamos todo allá y al principio nos costó, pero nos organizamos y capacitamos y ahora tenemos un emprendimiento que crece y donde trabaja toda la familia”.

“Aunque al principio lo más importante era acceder a la casa propia, el cambio de vida fue lo más valioso y nos da mucha alegría”, festejó Joana.

También Víctor López (46), relató que vivía en Rosario con su familia -su esposa (Claudia, 42) y sus dos hijos (18 y 9 años)- cuando se enteraron del proyecto por las redes sociales en mayo de 2016. 

De profesión plomero y gasista matriculado, confesó que migrar fue una apuesta con mucha esperanza:

“Nos convenció la propuesta y la idea de revertir la migración nos sedujo. Yo mismo viví la migración del campo a la ciudad cuando era chico. Hoy estamos felices, accedimos a financiar nuestra casa y estamos más conectados como familia. Tengo mucho trabajo y hasta pude dar trabajo a dos personas. Mejoró nuestra calidad de vida”.

Un sueño cristalizado Bienvenidos a mi Pueblo…

Los suizos Cintia Jaime y Daniel Winzenried, oriundos del cantón suizo de Basilea, impulsan un proyecto para que, contrariamente a lo que ha ...

Cuando la Cooperación funciona

Todos los medios del país vienen difundiendo en tiempo real la exitosa marcha del Proyecto ‘Bienvenidos a mi pueblo’Enlace externo que lleva adelante la fundación helvética con el apoyo de la Embajada de Suiza Enlace externoy el gobierno provincialEnlace externo.

Cuando a principios de octubre se formalizó la entrega de 20 viviendas, arribaron a Colonia BelgranoEnlace externo representantes de la colectividad suiza, el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz y el embajador suizo, Heinrich SchellenbergEnlace externo.

Familias que se habían arriesgado a dejar todo atrás en busca de una vida más próspera, lograr su casa propia y comenzar su negocio o emprendimiento en una comuna segura y tranquila, recibían abrazadas las escrituras de sus propiedades de mano del propio gobernador Lifschitz.

“Luego de haber gobernado esta provincia durante cuatro años y de haberla recorrido de punta a punta, sé que su gran potencial no está ni en Rosario ni en la capital, sino en los pueblos del interior y en las ciudades más pequeñas”, aseguró el funcionario.

El embajador Schellenberg, por su parte, contó que era la segunda visita que hacía al pueblo, ya que había estado a fines del año pasado para ver cómo avanzaban los trabajos:

“Estoy muy feliz de que se esté concretando este proyecto de cooperación entre nuestros países. No solo es innovador, sino que es muy positivo y cada vez suscita más interés”.

El diplomático confesó que lo emociona ver en las zonas de las colonias a muchos suizos y descendientes que siguen apegados a sus costumbres. 


Santa Fe, una de las provincias más suizas de Argentina

La colonia que alberga el proyecto ‘Bienvenidos a mi Pueblo’ Enlace externofue fundada en 1883 y cuenta con 22 000 hectáreas, de las que más del 80% son utilizadas para actividades agrícola y ganadera. 

 ‘Colonia Belgrano’ se encuentra a 150 kilómetros de la ciudad de Rosario y a 100 de la capital provincial. Está enclavada en el corazón de la Provincia de Santa FeEnlace externo, donde vive gran parte de la colonia suiza de Argentina, país en donde habitan más de 15 000 ciudadanos suizos y cientos de miles de descendientes. 

No solo es uno de los distritos más prósperos del país sudamericano, sino que está fuertemente influenciado por la inmigración valesana. Tanto, que fue gobernada dos veces por mandatarios suizo-argentinos: Carlos Alberto Reutemann (1999 a 2003) y Hermes Binner (2007 a 2011), políticos que mantienen su influencia en la escena nacional.

Fin del recuadro

 Acerca de Colonia BelgranoEnlace externo

Ubicado en el corazón de la provincia de Santa FeEnlace externo, el pueblo fue fundado en 1883 por inmigrantes suizos, alemanes, franceses e italianos.

Los colonos italianos, que venían de lugares donde la tierra era poco fértil, se asombraron por la facilidad del crecimiento de sus cultivos. Al momento de inscribir al pueblo nuevo, se propuso hacerlo con el nombre de Bel Grano, que en su idioma significa “grano fino” o “bello grano”. En los registros, la expresión se deformó convirtiéndose en Belgrano, lo que se adjudicó también a Manuel Belgrano, militar, patriota y creador de la bandera argentina.

En marzo de cada año celebra la fiesta popular del bricelet Enlace externo(masa suiza con manteca). Es su forma de rendir homenaje a los fundadores de la localidad, mantener sus tradiciones y hacer conocer este bocado.

En este pueblo se construyó el primer templo de la Iglesia Evangélica Valdense del Río de la Plata.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes