Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Servicio sexual para discapacitados

El contacto corporal también es necesario para aquellos que han perdido la movilidad.

(Keystone)

En la ciudad suiza de Zúrich se inicia un servicio sexual profesional dirigido a inválidos en el marco de un singular proyecto.

La organización que impulsa este servicio advierte que los derechos sexuales de los impedidos son frecuentemente ignorados.

"Existe una gran demanda al respecto", indica Angela Fürrer, directora de la sección Zúrich de la asociación denominada 'Pro Infirmis'.

"Hemos escuchado sobre el problema durante años por parte de los lisiados y de quienes trabajan con las personas discapacitadas" introduce Fürrer.

Es por ello que Pro Infirmis Zúrich planea contar con 10 personas encargadas de ofrecer sus servicios a los discapacitados que lo soliciten. Más de 150 personas han expresado hasta ahora su interés por este tipo de prestaciones.

Curso especial

Tras un entrenamiento adecuado se espera que un grupo de profesionales en el arte de brindar placer sexual pueda ofrecer sus servicios a la comunidad de minusválidos que lo solicite en la metrópoli zuriquesa.

Es la primera vez que un proyecto de este tipo se pone en marcha en Suiza. Sin embargo, este género de iniciativas ya se han desarrollado en otros países como Alemania, Dinamarca y Holanda .

Una de las pioneras holandesas en el terreno es Nina de Vries, actual encargada del programa de Pro Infirmis.

De Vries insiste en que un cuidadoso examen previo de las personas interesadas en prestar sus servicios a los incapacitados y el intenso entrenamiento al que deberán someterse contribuirán a eliminar cualquier riesgo de abuso o explotación.

"Por ahora ofreceremos masajes, contacto corporal y estímulos para conducir al orgasmo, si el cliente así lo desea. Pero el curso de entrenamiento se concentra sobre todo en los aspectos mentales y emocionales de la tarea", aclara.

Quejas

Hasta ahora, Pro Infirmis ha recibido un manojo de quejas contra el proyecto. En vista de la polémica levantada por esta temática, la organización decidió no utilizar el dinero de las donaciones para poner en pie el aprendizaje requerido.

"La respuesta que hemos tenido ha sido, en general, altamente positiva, con muchas llamadas de personas discapacitadas expresando su alegría", precisa Angela Fürrer al comentar que, como cualquiera, los discapacitados también disfrutan de la sexualidad.

swissinfo, Mark Ledsom, Zúrich
(Traducción: Patricia Islas)


Enlaces

×