Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sede de Odebrecht en Sao Paulo el 2 de marzo de 2017

(afp_tickers)

El Estado ecuatoriano y la brasileña Odebrecht avanzan en la definición de un acuerdo para aclarar supuestos sobornos por 33,5 millones de dólares de la constructora a funcionarios, dijo el jueves el fiscal general, Galo Chiriboga.

"Estamos avanzando en ese acuerdo, que esperemos lo podamos cerrar pronto y acceder de esta manera a información que ellos tienen", manifestó el funcionario al canal Ecuavisa.

Chiriboga agregó que desde el 22 de enero pasado ha sostenido varias reuniones con representantes de la firma brasileña, a la que Ecuador planteó "condiciones" sobre el acuerdo.

"Las condiciones (...) establecen que nos tienen que dar los nombres, las cuentas, los contratos, la trazabilidad de ese dinero para nosotros perseguir esas infracciones", indicó.

El fiscal también propuso que en caso de confirmarse la entrega de sobornos en el país, éstos "tienen que ser devueltos al Estado ecuatoriano", sin precisar por parte de quién.

La Fiscalía de Ecuador indaga la revelación del Departamento de Justicia de Estados Unidos de que Odebrecht pagó entre 2007 y 2016 unos 33,5 millones de dólares a funcionarios ecuatorianos, y encontró problemas con la aprobación de proyectos en 2007 y 2008.

El presidente Rafael Correa expulsó a la gigante empresa brasileña en 2008 por irregularidades en la construcción de una hidroeléctrica. Tras un acuerdo, Odebrecht retornó en 2010 a la nación andina.

Chiriboga anotó que "estamos analizando más de 30 contratos" que se "investigan" desde 2007.

La justicia ecuatoriana bloqueó pagos por 40 millones de dólares a Odebrecht para garantizar una posible indemnización al Estado, y prohibió temporalmente al Estado hacer más contratos con la firma brasileña, cuyas oficinas en el país han sido allanadas.

Las autoridades aún no han involucrado a nadie en el presunto caso de corrupción a cargo de Odebrecht, que estalló en medio de la elección presidencial para designar al sucesor del socialista Correa, en el poder desde 2007.

El exvicepresidente oficialista Lenín Moreno y el opositor de derecha Guillermo Lasso disputarán el balotaje del 2 de abril.

AFP