Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier (i), se reúne con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, el 7 de abril de 2017 en Atenas

(afp_tickers)

Grecia aceptó este viernes reformas propuestas por sus acreedores de cara a lograr un acuerdo sobre la segunda revisión del actual programa de rescate y desbloquear así un nuevo tramo de ayuda antes de un importante pago previsto en julio.

"La buena noticia es que hoy hemos resuelto los grandes problemas que teníamos sobre las reformas a realizar", se congratuló el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, durante una rueda de prensa tras una reunión en La Valeta de los 19 ministros de Finanzas de la zona euro.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, saludó por su parte este "acuerdo de principio sobre Grecia" tras "varios meses de negociaciones difíciles". "Ha llegado el momento de poner fin a la incertidumbre sobre la economía griega", añadió.

El bloqueo desde hace meses en las negociaciones entre Atenas y sus acreedores -los países de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- impedían el abono de un nuevo tramo de ayuda del tercer programa de rescate de 86.000 millones de euros acordado a Grecia y vigente hasta 2018.

Para poder desbloquear estos nuevos fondos, que necesita para poder hacer frente a un pago de más de 7.000 millones de euros a sus acreedores en julio, el Gobierno heleno se comprometió a aplicar algunas medidas económicas en 2019 y 2020.

El ejecutivo griego está dispuesto ahora a realizar recortes adicionales en las pensiones en 2019 y aumentar los impuestos en 2020, indicó Dijsselbloem, quien urgió a llegar rápidamente a un acuerdo final. "La situación no mejora en Grecia y es algo de lo que somos responsables. Esto lleva demasiado tiempo", aseguró.

Las previsiones de Bruselas sobre un eventual regreso de la economía griega a la senda del crecimiento con un 0,3% en 2016 quedaron desmentidas a principios de marzo por la autoridad griega de estadísticas, que anunció una expansión nula el año pasado según una primera estimación.

Por su parte, el ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, prometió que el Parlamento griego, donde el ejecutivo liderado por el partido de izquierda Syriza goza de una estrecha mayoría, examinaría lo antes posible las reformas a las que se comprometió Atenas para 2019 y 2020.

- ¿Participación del FMI? -

Tsakalotos subrayó que los acreedores habían aceptado que si Grecia conseguía alcanzar los objetivos presupuestarios solicitados, Atenas podría aumentar las partidas sociales.

Y, a su juicio, la espinosa cuestión de una eventual reducción de la elevada deuda griega se solucionará antes del verano. "Estaremos listos para que todas las piezas del puzzle estén en su sitio para la discusión sobre el alivio de la deuda", apuntó.

En este sentido, el ministro de Finanzas griego urgió a avanzar en este asunto para impedir la vuelta de la incertidumbre, ya que "nadie quiere el regreso de la crisis griega", apuntó en referencia a la situación vivida a mediados de 2015, cuando Grecia estuvo apunto de salir del euro.

La cuestión de la deuda divide también a los acreedores del país del sur de Europa. El FMI, que desempeñó un papel importante en los dos primeros planes de rescate y que en el actual sólo figura como consejero técnico, apuesta por una quita sustancial de la deuda.

Este planteamiento choca de plano con el rechazo de Alemania, el principal acreedor de Grecia, que insiste además en que la organización monetaria con sede en Washington participe financieramente en el actual programa de rescate.

Tras celebrar los progresos realizados, el FMI destacó este viernes en un comunicado la necesidad de abordar con los europeos una "estrategia creíble" de alivio de la deuda, antes de plantearse participar económicamente en el plan de ayuda.

Esta cuestión figurará posiblemente en el orden del día de la reunión anual del FMI a finales de abril.

Tras años de rescates financieros concedidos a cambio de duras reformas, Grecia registra el mayor número de desempleados de la zona euro con un 23,1% (cifras de diciembre), lejos de la media situada en el 9,5%, y su deuda alcanza el 176,9% del PIB, unos 311.000 millones de euros.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP