Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El director ejecutivo de Merck Kenneth Frazier junto al presidente de Estados Unidos Donald Trump durante un evento en la Casa Blanca en julio

(afp_tickers)

Los titulares de Merck, Intel y Under Armour renunciaron a un panel asesor de la Casa Blanca tras la tibieza con que el presidente Donald Trump condenó a los grupos supremacistas blancos y la violencia desatada en Charlottesville, Virginia (este).

Una mujer de 32 años murió y otras 19 personas resultaron heridas al ser embestidas por un vehículo el sábado en Charlottesville en medio de enfrentamientos de supremacistas blancos, entre los que había miembros del KKK, con manifestantes anti-racistas.

Las renuncias se produjeron el lunes ante la tibia respuesta de Trump a esos incidentes, quien se limitó a culpar el sábado a "ambas partes", generando críticas entre propios y extraños.

El mandatario, que durante la campaña electoral recibió el apoyo de prominentes supremacistas blancos, condenó finalmente el lunes de manera enérgica al racismo, tildando de "repugnantes" a los grupos neonazis y al Ku Klux Klan (KKK).

Pero la tibieza de la condena inicial de Trump llevó al director ejecutivo de Merck, Kenneth Frazier, un prominente hombre de negocios negro, a abandonar el panel asesor.

"Los líderes de Estados Unidos deben honrar nuestros valores fundamentales al rechazar claramente las expresiones de odio, intolerancia y supremacía, que van en contra del ideal estadounidense de que todas las personas son creadas iguales", dijo Frazier al anunciar su dimisión.

Trump no tardó en responder. Frazier "va a tener más tiempo para dedicarse a reducir el precio totalmente abusivo de los medicamentos", tuiteó.

Horas después, el fundador y director ejecutivo de Under Armour, Kevin Plank, también anunciaba su renuncia al panel.

"Under Armour está comprometido con la innovación y los deportes, no con la política", dijo Plank en un comunicado, en el que dice que "seguiré enfocando mis esfuerzos para inspirar a las personas a que pueden hacer cualquier cosa a través del poder del deporte, que promueve unidad, diversidad e inclusión".

El jefe de Intel, Brian Krzanich, quien expresó su "aborrecimiento" de la violencia en Charlottesville, anunció asimismo su retiro del panel en un comunicado en el que dijo querer "llamar la atención sobre el serio daño que el dividido clima político está causando en asuntos cruciales".

"Renuncio porque quiero que se avance, mientras muchos en Washington parecen más preocupados en atacar a cualquiera que exprese desacuerdo con ellos", agregó.

Trump ya había sufrido la deserción de prominentes miembros del panel empresario tras anunciar el 1 de junio el retiro de Estados Unidos del Acuerdo de París contra el Cambio Climático.

En esa ocasión, renunciaron los CEOs de Disney, Bob Iger, y de Tesla Motors, Elon Musk, sumándose al ex titular de Uber, Travis Kalanick, quien había dimitido en febrero tras el decreto anti-migratorio de Trump.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP