Navigation

Varios constructores alemanes de automóviles formaron un cártel durante años

La industria del automóvil alemana creó unos 60 grupos de trabajo que reunieron a más de 200 empleados de las compañías para estudiar el desarrollo de motores, los frenos o los precios de los vehículos afp_tickers
Este contenido fue publicado el 21 julio 2017 - 15:12
(AFP)

Los constructores de automóviles alemanes Volkswagen, Audi, Porsche, BMW y Daimler formaron un cártel desde los años 90 y se pusieron de acuerdo en secreto sobre las emisiones contaminantes de los motores diésel, entre otras cuestiones, informa este viernes la revista alemana Der Spiegel.

"La industria del automóvil alemana se puso de acuerdo desde los años 90 en grupos de trabajo secretos sobre las técnicas utilizadas en los vehículos, los costes, las subcontrataciones, los mercados, las estrategias y también la disminución de sus vehículos diésel", escribe la revista.

Der Spiegel se basa en un documento que el grupo Volkswagen envió a las autoridades de la competencia en julio de 2016 y que constituye "una especie de autodenuncia". Daimler habría hecho algo similar, según la revista.

Contactado por la AFP, el grupo Volkswagen (que comercializa marcas como VW, Audi y Porsche) no quiso comentar la información, como tampoco lo hizo Daimler (Mercedes-Benz) ni BMW. La oficina alemana de la competencia no estaba disponible de inmediato para comentar la información.

Según Der Spiegel, se crearon unos 60 grupos de trabajo que reunieron a más de 200 empleados de las compañías para estudiar cuestiones como el desarrollo de motores diésel y de gasolina, los frenos o los precios de los vehículos.

En 2015 salió a la luz el llamado 'dieselgate', la revelación de que Volkswagen trucó 11 millones de sus motores para hacerlos parecer menos contaminantes de lo que en realidad eran.

Desde entonces han salido a la luz otros casos similares de constructores alemanes, como el de Daimler.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.