Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vista de la ciudad de Idlib, en el norte de Siria, el 24 de mayo de 2017

(afp_tickers)

La ciudad de Idlib (noroeste) pasó el domingo bajo control de yihadistas tras la retirada de un grupo rebelde rival, facilitando al ex brazo de Al Qaida el dominio de una de las últimas provincias que no están en poder del régimen sirio.

"El grupo Ahrar al Sham se retiró de la ciudad de Idlib y ahora es la coalición Tahrir al Sham (liderada por la exrama siria de Al Qaida) la que controla la ciudad y su administración", indicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos OSDH.

Esto ocurre dos días después de un acuerdo de tregua que puso fin a una semana de violentos combates entre ambas partes.

Estos enfrentamientos causaron al menos 92 muertos, entre ellos 15 civiles, según el OSDH.

"Centenares de combatientes rebeldes dejaron la ciudad a bordo de decenas de vehículos en dirección al sur de la provincia de Idlib", precisó. "Tahrir al Sham instaló retenes en la ciudad", añadió.

Al mismo tiempo, dos violentas explosiones sacudieron la ciudad, causando un muerto y 30 heridos, según el OSDH, que no pudo proporcionar más precisiones sobre el origen de las mismas.

Ex aliados, ambos grupos habían combatido codo a codo y echado en 2015 a las tropas gubernamentales de Bashar al Asad de la provincia de Idlib.

Pero desde hace meses las tensiones aumentaron entre ambos campos por los temores de Tahrir al Sham, considerado "terrorista" por la comunidad internacional, de un plan tendiente a sacarlo de Idlib.

-- Disminuyen las fuerzas rebeldes --

La toma por yihadistas de este lugar tan simbólico ocurre luego de que se apoderaran también en las últimas 48 horas de "más de 31 ciudades, localidades y pueblos" en la provincia, según el OSDH.

Este control se concretó sin combates, tras un acuerdo de tregua.

Tahrir al Sham es dominado por Fateh al Sham, conocido anteriormente con el nombre de Frente al Nosra, antes de que el grupo anunciara oficialmente que ya no era el brazo de Al Qaida en Siria.

El acuerdo entre ambos estipula también "la salida de grupos armados del puesto fronterizo de Bab al-Hawa para que sea puesto al mando de una administración civil", luego de combates en ese sector.

"La presencia de Ahrar al Sham se concentra ahora en Ariha y una parte de Jabal al-Zawiya", en el sureste de la provincia, según la OSDH.

"Su fuerza ha disminuido mucho en esta provincia que era su bastión", indicó Abdel Rahmane.

Según analistas, la violencia entre ambos grupos surgen del temor de Tahrir al Sham por las consecuencias del acuerdo logrado en mayo en Astana en Kazajistán, que prevé "zonas de distensión" en Siria, con el objetivo de poner fin a la guerra entre leales e insurgentes.

El acuerdo, logrado entre Rusia e Irán, aliados del régimen sirio, y Turquía, apoyo de los rebeldes, incluye la provincia de Idlib y aboga por la continuación del combate contra los grupos yihadistas.

Desencadenado en marzo de 2011 con la represión de manifestaciones prodemocráticas, el conflicto sirio se complicó con la participación de actores regionales, potencias internacionales y grupos yihadistas, en un territorio cada vez más fragmentado.

Hasta ahora ha causado más de 330.000 muertos y millones de desplazados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP