Arabia Saudita permitirá a las mujeres viajar al extranjero sin la autorización de un "tutor" masculino, anunció el gobierno el jueves, poniendo fin a una restricción criticada a nivel internacional y que motivó peligrosos intentos de huida del reino.

Esta reforma supone una merma para un sistema de larga data que convierte a las mujeres en menores legales durante toda su vida y que permite a sus "tutores" --ya sean el marido, el padre u otros familiares hombres-- ejercer una autoridad arbitraria sobre ellas.

La decisión, tras años de campaña por parte de las activistas de defensa de los derechos de las mujeres, llega tras varios sonados intentos de mujeres que intentaron escapar de sus "tutores", a pesar de las reformas que les concedieron mayor libertad, como el fin de la prohibición --única en el mundo-- de manejar automóviles aprobado el año pasado.

"Se concederá un pasaporte a todos los nacionales sauditas que lo soliciten", informó el diario gubernamental Umm Al Qura, citando una decisión del Ejecutivo. Según el periódico Okaz, cercano al gobierno, y otros medios que citaban a las autoridades, la nueva norma se aplicará a las mujeres a partir de los 21 años de edad.

"Algunas mujeres no pudieron cumplir sus sueños debido a la imposibilidad de salir del país para [...] estudiar en el extranjero, responder a una oferta de empleo o incluso huir si así lo deseaban", comentó en Twitter la empresaria saudita Muna Abu Sulayman.

"Este cambio significa que las mujeres están en el camino para asumir el control total de su destino legal", celebró.

Otro cambio anunciado este jueves es que las sauditas podrán declarar oficialmente a partir de ahora un nacimiento, un matrimonio o un divorcio, o ser titulares de la autoridad parental de sus hijos menores de edad, prerrogativas hasta ahora reservadas a los hombres.

Esta decisión proporcionará a las mujeres "mayor autonomía y movilidad", apuntó por su parte Kristin Diwan, del Arab Gulf States Institute, con sede en Washington.

"Si se aplica en su totalidad, se trata de un gran paso para que las mujeres sauditas adultas tomen el control de sus propias vidas", añadió.

El diario progubernamental Saudi Gazette calificó la decisión como "un salto gigante para las mujeres sauditas".

Arabia Saudita es criticada por su comportamiento en materia de derechos humanos, entre otros casos en un juicio en curso contra 11 mujeres activistas que llevan tiempo reclamando el fin del sistema de tutores.

- Medidas de liberalización -

La decisión de autorizar a las sauditas a viajar libremente se inscribe en la serie de medidas de liberalización aprobadas por el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, dirigente de facto del reino ultraconservador.

Además de la autorización de conducir, las mujeres en Arabia Saudita pueden asistir ahora a partidos de fútbol junto a los hombres y realizar trabajos antes vetados por no encajar en los estrechos márgenes de los roles de género tradicionales.

Pero aunque estás medidas están transformando la vida de muchas mujeres, los críticos consideraban que aún son insuficientes, pues el sistema del tutor masculino está lejos de ser abolido.

En los últimos meses, varias jóvenes sauditas huyeron al extranjero, diciéndose víctimas de violencias por parte de sus "tutores".

A principios de 2019, Rahaf al Qunun, una joven de 18 años, retransmitió en directo en Twitter su pedido de asilo desde un hotel de Bangkok, después de haber huido de su familia saudita, atrayendo las miradas de todo el mundo.

Dos hermanas sauditas de 18 y 20 años, bloqueadas en Hong Kong desde septiembre de 2018 tras haber huido de sus familias, al denunciar su comportamiento abusivo, obtuvieron asilo en un país no especificado por motivos de seguridad.

En mayo, otras dos hermanas sauditas de 25 y 28 años, también obtuvieron asilo en un país no identificado tras haberse refugiado durante un tiempo en Georgia.

Las autoridades sauditas aseguraron estar comprometidas con la lucha contra los abusos de los tutores, pero advirtieron que el sistema deberá desmantelarse poco a poco, para evitar una respuesta violenta de los más conservadores.

El año pasado, en un caso inédito, una corte saudita dictaminó a favor de una mujer de 24 años que se opuso a la decisión de su padre de no permitirle tener un pasaporte.

No obstante, aún habría tenido que obtener su permiso para viajar, algo que ahora cambiará.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes