Berna cantón anfitrión en Berlín

Fritz Gfeller, el conocido Chef de cocina helvético estuvo presente en berlín el 1° de agosto. Fritz Gfeller

La mayor celebración del Día Nacional de Suiza en Europa se realizó en Berlín el domingo con un festejo popular en las calles de la ciudad, a la que acudieron miles de visitantes.

Este contenido fue publicado el 02 agosto 2004 - 17:38

Los dos osos, del escudo de Berna y de Berlín, esculpidos en hielo, estrecharon simbólicamente sus "manos" para recibir a más de 5.000 berlineses en la celebración que tuvo lugar en el bulevar Unter den Linden.

Otra fiesta para 1.000 invitados especiales tuvo lugar en los jardines del histórico edificio de la embajada de la Confederación Helvética en la capital alemana.

Los actos del 713 aniversario de la Confederación Helvética en Berlín estuvieron presididos por Samuel Schmid, miembro del consejo federal de gobierno, y por la presidenta del cantón de Berna, Barbara Egger-Jenzer, así como por el alcalde de la capital suiza Klaus Baumgartner.

Berna anfitrión

El cantón y la ciudad de Berna fueron los anfitriones en esta oportunidad, con una embajada cultural integrada por varios grupos musicales.

Entre ellos destacaron el grupo "eCHo" de música etno, con antiguos aires populares suizos "empacados" con modernos ritmos; el coro tradicional de jodel "Mueller -Schafroth", que trajo los sonidos vocales y los atuendos más originales de Berna y el Simmental; y la moderna banda de saxofonistas (mujeres) "Lily Horn is Born", formada a comienzos del presente siglo, con ritmos de jazz, folk, baladas y groovig, sacados del "underground" de Berna.

Excelente estado de relaciones

Schmid resaltó durante la recepción celebrada en la embajada suiza el excelente estado de las relaciones diplomáticas, políticas, económicas y culturales entre Alemania y la Confederación Helvética, que acaban de celebrar un acuerdo para estrechar la cooperación en el campo de la seguridad y la lucha contra el terrorismo internacional.

Entre las personalidades que acudieron a la celebración se encontraban el pensador suizo Adolf Muschg, presidente de la Academia de las Artes de Alemania, y su compatriota el escritor y artista plástico Urs Jaeggi, quien realiza en estos días una exhibición antológica de su obra en Berlín.

Promoción del turismo

La presidenta del cantón, Egger-Jenzen, y el jefe de gobierno de la ciudad de Berna, Baumgartner enfatizaron en el interés de sus ejecutivos por acoger más turistas desde Alemania.

Berna, cuyo casco antiguo forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO, concentra su promoción turística para el año próximo en la inauguración del centro de arte Paul Klee; la exposición sobre el científico alemán Albert Einstein, autor de la teoría de la relatividad, al cumplirse el centenario de su graduación en Suiza.

Pero sobre todo por la inauguración del nuevo estadio deportivo Stade de Suisse, en Wankdorf, que sustituye al histórico estadio de fútbol donde se celebró la final del Campeonato Mundial de Suiza de 1954.

A propósito de la Copa del Mundo de Fútbol, el 50º aniversario del triunfo de Alemania en 1954 fue evocado en ambas fiestas con un juego de habilidad deportiva mediante el cual los asistentes podían patear el balón contra una reproducción fotográfica a escala del arco y el guardameta de Hungría, al que los alemanes vencieron por 3 a 2 en la final, que ha pasado a la historia como "el Milagro de Berna".

Gastronomía de Berna

El chef de cocina suizo Fritz Gfeller, que ha llevado la cocina suiza y sus especialidades del valle del Emmental a todos los rincones del mundo, presidió gastronómicamente los festejos. En el elegante bulevar Unter den Linden y bajo la escultura de hielo con la representación de los dos emblemáticos osos, más de 5.000 visitantes degustaron uno de los platos preparados por Gfeller especialmente para esta ocasión: una ensalada de queso emmental con salchichas, acompañado con la trenza de Berna (Berner Zuepfe), el pan típico de la región.

"Las recetas del Emmental, se titula mi libro más reciente en el que acabo de reunir las recetas de los últimos 200 años del valle del Emmental con las historias ilustradas de cada uno de estos platos", dijo Gfeller a swissinfo.

El secreto de la exquisita ensalada presentada por el chef en esta oportunidad radica en el uso de mejorana y otras hierbas aromáticas frescas en su aliño con aceite de oliva.

"Son las fórmulas originales que me han confiado las campesinas de Berna y de sus regiones próximas y que he adaptado un poco a los requerimientos de la vida moderna, como por ejemplo hemos cambiado el uso abundante antaño de la manteca de cerdo, por la introducción del aceite o la mantequilla, según los casos", agregó el chef.

La multitudinaria fiesta en los jardines de la embajada de Suiza, en la que se sirvieron vinos tradicionales de las regiones de Neuchatel, del lago de Ginebra y de Valais, y se degustaron especialidades típicas como el lechón y la ternera a las brasas, los "roesti" de papas, y la raclet de queso, concluyó con un gigantesco espectáculo de fuegos artificiales en la pradera situada frente al edificio diplomático para recordar el 713 aniversario de aquella histórica alianza perpetua pactada en 1291 por los tres cantones forestales (Waldstaette) Uri, Schwyz y Unterwalden que dió nacimiento a la Confederación Helvética.


swissinfo, Juan Carlos Tellechea, Berlín

Datos clave

En Berlín tuvo lugar la celebración más importante del día Nacional de Suiza en el extranjero.

End of insertion

Contexto

La presidenta del cantón, Egger-Jenzen, y el jefe de gobierno de la ciudad de Berna, Baumgartner enfatizaron en el interés de sus ejecutivos por acoger más turistas desde Alemania.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo