Chile y Brasil iniciaron este martes en Santiago la segunda ronda de negociaciones de un Tratado de Libre Comercio (TLC), con un "sentido de urgencia" para poder culminar las negociaciones durante este año.

El TLC busca complementar en materias "no arancelarias" el actual Acuerdo de Asociación Económica (ACE-35) vigente entre los dos países, que liberó el 100% del comercio bilateral.

"Con Brasil avanzamos hacia una nueva y superior etapa. Negociar un TLC es uno de los temas relevantes de nuestra política exterior", dijo el canciller chileno Roberto Ampuero, citado en un comunicado de la Cancillería local.

"Se trata de un país amigo con el que queremos mayores niveles de integración y un mercado de 210 millones de habitantes para los emprendedores chilenos", agregó el diplomático.

Entre los temas a tratar en esta nueva ronda de negociaciones hay asuntos regulatorios, facilitación de comercio, política de competencia, comercio de servicios, telecomunicaciones, comercio electrónico, asuntos laborales y medioambientales, entre otras temáticas.

"Los equipos negociadores han impreso en este trabajo, un sentido de urgencia para avanzar de forma sustantiva en la discusión de las propuestas presentadas, definiendo así distintos compromisos a ser cumplidos", agregó la nota de Cancillería.

La primera ronda de negociaciones se realizó entre el 6 al 8 de junio en Brasilia, y "se espera poder tener una última ronda durante el mes de octubre del presente año para suscribir el acuerdo este año".

Brasil es principal socio comercial de Chile en América Latina y el primer destino de sus inversiones en el extranjero. En 2017, el intercambio bilateral alcanzó 8.500 millones de dólares.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes