Navigation

Skiplink navigation

"¡No hay grises: Los que ejercen la violencia de género son criminales!"

Este contenido fue publicado el 14 noviembre 2014 - 17:00
Norma Domínguez, swissinfo.ch

Julieta Díaz, interpreta a Laura en 'Refugiado' (2014), película del director argentino Diego Lerman. filmaramlat.ch


‘Refugiado’, protagonizada por Julieta Díaz y dirigida por Diego Lerman, abre el telón de la XVI edición de ‘Filmar en América Latina’. A días de convertirse en madre y mientras en Suiza los cinéfilos se preparan para un Festival que tendrá mucho sabor a tango, la actriz argentina habló sin reservas sobre una película que ‘corta el aire’.

Relajada y simpática Julieta Díaz recibió nuevamente a swissinfo.ch para hablar de cine.

Mientras aguarda el nacimiento de su primera hija para los próximos días, adelanta que ‘Refugiado’ es, además de una producción estéticamente impecable, una denuncia a un flagelo que trasciende todas las fronteras. Confiesa que abrir con este film el Festival de Filmar en la tierra de los Derechos Humanos, la “llena de orgullo”. Y lo dice. 

Julieta Díaz

Nació en Buenos Aires, Argentina, el 9 de septiembre de 1977. Es actriz y modelo de cine, televisión y teatro.

En TV ha brillado en Terapia, Valientes, Mujeres asesinas, Locas de amor, Soy Gitano, 099 Central, Ilusiones, Campeones, entre otros programas.

Protagonizó Corazón de León, Dos más dos, Juan y Eva, Derecho de Familia y La señal, así como en numerosas obras teatrales.

End of insertion

swissinfo.ch: ¿Por qué aceptó protagonizar a 'Laura' en un papel tan intenso como es el de una mujer golpeada, en un film sobre violencia de género?

Julieta Díaz:  Por un lado, porque tenía muchas ganas de trabajar con Diego Lerman. Había visto sus películas y sus obras de teatro y me sentía muy identificada con su forma de contar, sus conceptos, su sensibilidad, su estética. Y por el otro, porque el guión me gustó mucho, el personaje, la relación con 'Matías' (el actor Sebastián Molinaro, quien es su hijo de 7 años en la ficción)

Me pareció importante darle a este tema tan delicado un espacio en la pantalla, abrir el debate, ayudar a mostrarlo.

swissnfo.ch: En el film se vislumbra mucho trabajo de campo previo en cuanto a los refugios para estos casos de abuso. ¿Se filmó en refugios reales? ¿Conoció allí casos de violencia mientras filmaba?

J.D.: Diego (Lerman) y su equipo hicieron mucha investigación en refugios y con mujeres sobrevivientes de violencia de género. Yo me sumé en las charlas con las ellas, ensayos con Diego y Sebastián, lectura de libros sobre el tema, películas, documentales…

Pero lo más importante fue hablar con esas mujeres que generosamente me contaron sus historias y me ayudaron a entender lo qué 'sentía' el personaje de ‘Laura’ que estaba encarnando.

Fue un proceso agotador emocionalmente, pero todos dimos lo que se necesitaba para contar una historia tan potente.

swissinfo.ch: Esta es una película que denuncia una problemática que trasciende las fronteras. ¿Qué pudo recoger en esta experiencia sobre el tema de la violencia de género?

J.D.: Que es un tema que todavía necesita mucha luz sobre él.

Está lo que se dice políticamente correcto en sociedad y después seguimos siendo machistas y poniendo a la mujer en lugar de objeto. La violencia de género es pariente directo de la trata y la prostitución.

Pienso que queda mucho por hacer. Es necesario que las mujeres denuncien, se vayan de sus casas, busquen ayuda. Que no se queden solas.

 Refugiado

Refugiado es una coproducción Argentina - Francia - Polonia - Colombia - Alemania / 2014). Dirección: Diego Lerman; Guión: Diego Lerman y María Meira; Protagonizada por Julieta Díaz (Laura) y Sebastián Molinaro (Matías); Distribuidora: Distribution Company; Duración: 95 minutos

El film ya fue presentado en el último Festival de Cannes.

End of insertion

swissinfo.ch: Mientras vivía la película e iba conociendo casos como el de 'Laura' y veía cómo funcionaban los organismos (Justicia, asistencia social, apoyo psicológico para las víctimas) en la vida real. ¿Qué sentía, qué aprendía y qué le daban ganas de hacer?
J.D.: En mi caso la contribución fue hacer la película. Es mi trabajo, mi compromiso. Hice 'Refugiado' poniendo todo mi corazón y mi cuerpo al servicio de la historia y comprometida con todas las mujeres que me contaron sus dolorosas vivencias y con las que están todavía tratando de salir de estas tragedias.

Con respecto a los organismos a los que te referís, pienso que se está haciendo mucho, y también creo que siempre se puede hacer más. Sobre todo desde lo ideológico, para cambiar la cabeza de los hombres y mujeres para que entiendan que cualquiera de nosotros puede ser cómplice de estas situaciones, y muchas veces casi sin darnos cuenta.

Entender que quienes ejercen violencia de género son criminales. No hay grises. ¡La violencia de género es un DELITO! (exclama)

swissinfo.ch: Ahora está a punto de ser mamá, y Laura, el personaje que encarnó, también estaba embarazada ¿Qué mensaje le daría a las 'Laura' y a los 'Matías’ que hoy deben afrontar estas problemáticas?

J.D.: Que busquen ayuda. Que no se queden solos. Que no se aíslen. Que busquen salir y que consigan que las ayuden de alguna manera. Seguro que no es fácil, pero es posible.

swissinfo.ch: Me emocionó su trato con el niño que encarnaba a Matías. Había una conexión ahí. Cuénteme e un poco sobre eso…

J.D.: Fue muy lindo trabajar con Sebastián y a mí me gustan mucho los chicos. Lo hicimos junto con Diego (Lerman) y con María Laura Berch, que fue su coach en la película. Con Sebastián conectamos bastante rápido y la confianza emocional y física fue bastante fácil, algo que era muy importante para contar la relación madre e hijo. Diego lo hizo muy bien y es un gran director de actores. ¡Muy exigente, pero un genio! (asegura riendo).

swissinfo.ch: ¿Qué quería que el público 'viera' en la película, más allá de mirarla?

J.D.: Además del hecho artístico, que tomara conciencia de la problemática. Que lograra identificarse con Laura y Matías.

Filmar en América Latina Edición 2014

Este año presentará 26 cortometrajes, 3 mediometrajes y 108 largometrajes, entre los cuales podemos contar 47 films documentales, que representarán a las diferentes cinematografías del continente – Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Uruguay y Venezuela – del 15 al 30 de noviembre de 2014, en Ginebra, en otras ciudades de Suiza y en algunas ciudades fronterizas de Francia.

Este año, el cine argentino ocupará un lugar de honor en FILMAR con 57 títulos, entre los cuales podemos encontrar 8 films del período 1962-1985 y otras seis producciones que reflejan la producción de la última etapa, el denominado Nuevo Cine Argentino (1990-2010). En la competición oficial : 8 ficciones y 8 documentales. También contaremos con la presencia de 24 invitados de diferentes países latinoamericanos. 

End of insertion


swissinfo.ch: ¿Cómo transcurrió la filmación?

Fue una filmación muy tranquila. La energía del director estuvo presente en todo el set. Todo el equipo, el director, el grupo de la maquiladora, la vestuarista, todo fue maravilloso y lo disfruté mucho.

swissinfo.ch: Hace 6 años, cuando concedió la primera entrevista a swissinfo.ch, estaba presente con ‘Derecho de Familia’ en el mismo Festival, Filmar en América Latina, que mañana  abrirá su XVI edición con 'Refugiado'. ¿Qué pasó con el cine argentino en estos años y qué te provoca estar nuevamente representando a tu país en Suiza?

J.D.: Me provoca un orgullo y una alegría enorme ser parte del cine argentino. Nos está yendo muy bien afuera y dentro del país. Ojalá todavía nos vaya mejor adentro y ojalá nos guste ver nuestras historias primero, antes que las de otros países.

Disfruto el cine norteamericano, el europeo, el latino… pero somos argentinos. ¡Nuestras películas son tan ‘nosotros’! Y está bueno ver lo nuestro. No solo Refugiado; hablo de que se vuelva costumbre ver nuestro cine y no solo el de Hollywood.

swissinfo.ch: En Suiza, el Estado da un apoyo muy importante para promover su cine. Pensando el rol del Gobierno argentino para apoyar el cine nacional, ¿cómo consideras que estamos evolucionando y qué cosas aplaude y cuáles critica?

J.D.: Me parece muy bien el impuesto a las películas de afuera por cada entrada para cooperar con nuestro cine. Es totalmente coherente. Me parece genial que se respete la ley del intérprete, de los actores, dobladitas y bailarines en el audiovisual. Y también aplaudo que se les de oportunidad a Operas Primas y a películas chicas y grandes.

Creo que no es buena ni justa la competencia con las otros films tan grandes en las cadenas de cines. Y me parece un esnobismo estúpido pensar que una película comercial es mala o no es cine. A veces son las que permiten recaudar dinero para hacer las más pequeñas.

swissinfo.ch: ¿Vislumbra el cine argentino y latino compitiendo con fuerza en los circuitos comerciales con regularidad, o cree que son excepciones?

J.D.: No creo que vaya a ser así. Pero hay que estar atentos y subirse a la ola con inteligencia y estrategia. No sé bien como sería. Pero estamos creciendo mucho y eso me llena de alegría.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo