Navigation

El Gobierno da la bienvenida al Dalai Lama

Pascal Couchepin (izda) y el Dalai Lama sostuvieron un encuentro cordial. Keystone

El ministro suizo del Interior se entrevistó este jueves en Zúrich con el Dalai Lama, al margen de un coloquio. El encuentro no tuvo carácter político.

Este contenido fue publicado el 04 agosto 2005 - 15:41

Para no incomodar a China, Berna decidió que Pascal Couchepin se reuniera con el Dalai Lama en calidad de líder espiritual de los tibetanos.

La reunión que sostuvieron este miércoles Pascal Couchepin y el Dalai Lama duró unos cuarenta minutos. Se celebró al margen de un coloquio científico, en Zúrich, y se desarrolló en un ambiente distendido y amistoso, según declaró Jean-Marc Crevoisier, portavoz del Ministerio suizo del Interior.

Las conversaciones giraron en torno a la situación actual que vive la región autónoma del Tíbet y las negociaciones entre los representantes del Dalai Lama y el gobierno chino, precisó Crevoisier.

Ambas personalidades abordaron también la cuestión de la libertad religiosa y cultural, así como la integración de la comunidad tibetana en Suiza y el proyecto de restauración del tempo de Ramoche, en Lhassa, con apoyo financiero de la Confederación Helvética.

Favorecer la confianza

"El gobierno suizo sabe de sobra que no milito por la independencia del Tíbet. Berna puede tranquilizar a Pekín a este respecto y favorecer – con base en la confianza recíproca – la búsqueda de una solución para el Tíbet", destacó el Dalai Lama, al término del encuentro con el titular suizo del Interior.

Al inaugurar el simposio titulado "Miedo y ansiedad", que se celebró en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), Pascal Couchepin se dirigió al Dalai Lama en estos términos: "Su presencia en Suiza y en Zúrich no debería ser motivo de miedo". El líder espiritual de los tibetanos no pudo evitar soltar una carcajada al escuchar estas palabras que aludían al tema del coloquio.

Couchepin, de cuya cartera dependen la salud pública, la cultura y los asuntos religiosos, recordó también que Suiza es favorable al diálogo entre China y Tíbet.

Preocupado por conservar sus buenas relaciones con China, el gobierno helvético decidió que el ministro Pascal Couchepin se reuniera con el Dalai Lama en calidad de líder espiritual de los budistas tibetanos, por lo que el encuentro no tuvo carácter político.

swissinfo y agencias

Contexto

El jefe espiritual de los tibetanos se encuentra en Suiza desde el pasado martes. El miércoles fue recibido oficialmente por las autoridades de la ciudad y el cantón de Zúrich.

A partir de este viernes, el Dalai Lama divulgará sus enseñanzas espirituales en el Hallenstadion de Zúrich. Es la primera vez imparte cursos de más de cuatro días en Occidente.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo