Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El triunfo de Barceló y España en la ONU

El rey Juan Carlos (centro), junto a la reina Sofia, el presidente Couchepin y Ban Ki-moon, felicita a Miquel Barceló.

(Keystone)

La sede de Naciones Unidas en Ginebra recibió este martes a una lluvia de personalidades de la política, la diplomacia y las artes para arropar la presentación de la grandiosa cúpula de Miquel Barceló en la Sala XX del Palacio de las Naciones.

La ceremonia de inauguración, que contó con la presencia de los Reyes de España y el presidente de Suiza, estuvo centrada en una llamada a la tolerancia y al entendimiento entre culturas.

El evento pertenece, sin dudas, a una categoría aparte dentro de lo que es habitual en la sede ginebrina de la ONU. Ya desde las 10 de la mañana se formó una caravana de coches oficiales y colas de visitantes VIP delante de la puerta de Pregny del Palacio de las Naciones.

Y es que no es para menos. Hoy, España ha ofrecido al organismo internacional la más importante obra de arte de las últimas décadas: el gigantesco fresco-escultura creado para la cúpula de la Sala XX por el mundialmente célebre artista mallorquín Miquel Barceló.

Tras meses de espera salpicada de polémica, se pudo ver en su totalidad este trabajo que recuerda a "un mar invertido en perpetuo movimiento o una cueva", en palabras de su autor. La solemne ceremonia comenzó con unas palabras de bienvenida de Sergei Ordzhonikidze, director general de la oficina de la ONU en Ginebra, quien hizo alusiones al "poder unificador del arte", antes de ceder la palabra al presidente de Suiza.

Pascal Couchepin comenzó agradeciendo a España "un regalo extraordinario, lleno de la energía natural y la ternura que caracterizan a los pueblos mediterráneos". España es un país con un peso creciente en la arena internacional y que "prueba cada día su deseo de ser grande y atreverse a asumir esa grandeza".

Asimismo, destacó de los españoles el coraje demostrado tras los trágicos atentados de Atocha, el 11-M. Un coraje con el que "España dio al mundo una lección de paz". Pascal Couchepin tuvo igualmente palabras para el papel que España ocupa en el mundo económico, cultural y deportivo, así como "puente" en el Mediterráneo, mientras recordó "a la Córdoba histórica, sin dogmatismos, en la que tres culturas pudieron convivir en paz durante siglos". Según el presidente suizo, "no hay ninguna alternativa a la colaboración multilateral".

En una ceremonia que duró algo más de dos horas, tocó el turno al ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, presidente de ONUART, el consorcio mixto responsable de la cúpula de Barceló y de la remodelación y amoblamiento de la Sala XX de Naciones Unidas. Estos trabajos han convertido a esta sala en la más moderna y tecnológicamente avanzada de todo el complejo internacional en Ginebra.

La obra del artista mallorquín "sintetiza el compromiso de España con el diálogo y la tolerancia", afirmó Moratinos antes de agregar que "la defensa de la paz, los derechos humanos y el multilateralismo son un rasgo de identidad de la España de hoy". Tras su intervención en este espacio conocido desde hoy como 'Sala de los Derechos Humanos y la Alianza de Civilizaciones' llegaba la hora de la verdadera estrella del día: Miquel Barceló.

Discurso en mallorquín

Vestido con un traje oscuro y camisa blanca sin corbata, el artista español vivo más cotizado subió al estrado para un brevísimo discurso que causó no poco desconcierto entre visitantes y (seguramente) intérpretes de la ONU. Miquel Barceló optó por hablar en mallorquín, la variedad del catalán propia de sus Islas Baleares nativas. También habló en francés y español.

En su alocución explicó que la idea seminal de su obra nació en "un día de gran calor en pleno Sahel", en el que el artista recuerda "la imagen del mundo goteando hacia el cielo". Según Barceló, "todo ello puesto al revés es un mar, pero también una cueva". La unión absoluta de contrarios. Todo ello antes de dar paso a la proyección de un documental que mostró el proceso creativo y los trabajos en la cúpula. Una obra comparada a menudo con la Capilla Sixtina, de Miguel Ángel. Comparación generalizada en los medios de comunicación y que parece haber irritado al artista de Felanitx. Ovacionado por la sala, Barceló apareció sonriente y feliz al lado de Sonsoles Espinosa, esposa del presidente del Gobierno español.

Tras el creador, volvió la hora de los políticos. Era el turno del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, principal socio de Zapatero en la iniciativa de Alianza de Civilizaciones. El líder musulmán hizo un llamamiento a otras naciones para que se unan al segundo Foro de la Alianza de la Civilizaciones, al tiempo que abogó una vez más por la entrada de su país en la Unión Europea: "Esta aceptación sería central para la integración en el seno de Europa de la minoría turca y de los musulmanes en general".

El presidente del Gobierno español tomó la palabra tras su socio turco y destacó que no hay mejor manera de celebrar el 60 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que con la contribución de esta "obra extraordinaria". José Luis Rodríguez Zapatero no desperdició la oportunidad de defender una vez más su concepto de 'Alianza de Civilizaciones': "Una visión tolerante y enriquecedora de la diversidad cultural y religiosa de los pueblos", afirmó.

Zapatero calificó a Miquel Barceló de "nuestro genio contemporáneo, capaz de atraer con su obra a gente de todas las culturas" y cuya obra el presidente español considera "una cueva primigenia que alberga a todos los seres humanos, independientemente de su raza o condición". Zapatero concluyó su intervención con una cita del escritor argentino Ernesto Sábato: "Sólo hay una forma de contribuir al progreso de la Humanidad, y es no resignándose".

"Una cúpula de indudable fuerza y belleza"

Tras un breve interludio musical con un violoncellista interpretando el histórico tema popular catalán 'El Cant dels Ocells' (El Canto de los Pájaros) presentado erróneamente por los organizadores como compuesto por Pau Casals, llegó el momento de Don Juan Carlos, figura clave detrás de la iniciativa que hoy vio la luz en Ginebra tras aceptar la propuesta de la ONU en una visita a Ginebra que tuvo lugar en 2005.

El monarca comenzó destacando la profunda amistad entre España y Suiza, "un país al que siempre me alegra regresar". En su breve discurso, Don Juan Carlos abogó por "un mundo en paz, más libre, más próspero y más unido" y alabó la "indudable belleza creativa y fuerza creadora" de la cúpula concebida por Miquel Barceló.

Tras la maratónica presentación, llegó la hora de la intervención final del secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon. El diplomático de origen coreano destacó "el compromiso duradero de España con los valores de la ONU" y elogió "una obra innovadora y brillante". Moon afirmó "no tener palabras para explicar su excitación ante la obra".

De hecho, la cúpula de Barceló cambia según el visitante adopte uno u otro punto de vista en una permanente metamorfosis de formas y colores. Tal característica fue utilizada por Ban Ki-Moon como metáfora del complejo trabajo diplomático en las Naciones Unidas: "En la vía del multilateralismo, cada país tiene una mirada distinta de los temas dependiendo de en qué lugar esté ubicado". Para concluir, el secretario general de la ONU invitó a todos los presentes a ser "visionarios y creativos" en la búsqueda de soluciones.

Ahora sólo queda por ver el lugar que ocupará en la Historia esta obra que cubre 1.400 metros cuadrados y ha requerido nueve meses de trabajo, 35.000 kilos de pintura y casi 20 millones de euros. El tiempo lo dirá, pero a juzgar por los comentarios de los presentes en la Sala XX, todo parece indicar que el tabajo de Miquel Barceló resistirá a la prueba.

swissinfo, Rodrigo Carrizo Couto, Ginebra

Invitados de lujo en Ginebra

Los 700 invitados al evento pudieron escuchar las palabras del Rey Don Juan Carlos, del presidente del Gobierno español José Luis Rodrígez Zapatero, del presidente de la Confederación Helvética, Pascal Couchepin, del primer ministro turco Racep Tayyip Erdogan, del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon y del ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos.

Entre las caras conocidas en la Sala XX de las Naciones Unidas destacan la presencia de la ministra suiza de Asuntos Exteriores Micheline Calmy-Rey, el ex presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Juan Antonio Samaranch, el ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, la ex Alta Comisaria de la ONU para Derechos Humanos Louise Arbour, o políticos españoles como Josep Borrell o Narcís Serra.

A ellos se sumaron la ex presidenta del Gran Consejo de Ginebra (Parlamento), la gallega Loly Bolay, y numerosos galeristas y coleccionistas de arte españoles.

Fin del recuadro

MIQUEL BARCELÓ

Barceló es el artista español vivo más cotizado. Nacido en Felanitx en 1957, estudia Bellas Artes en Palma de Mallorca y Barcelona. Descubierto por el legendario galerista Leo Castelli, se interesa por el Arte Bruto y el expresionismo abstracto norteamericano. Al mismo tiempo, comienza sus primeras exposiciones.

A partir de su participación en la Documenta VI de Kassel su nombre y su obra adquieren relevancia internacional. Se suceden exposiciones en el Centro Pompidou, el Museo del Louvre, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona o el Centro Reina Sofía. Ganador del Premio Príncipe de Asturias en 2003, Barceló ha realizado una celebrada intervención en la Catedral de Palma de Mallorca.

Su larga estancia en Mali, África, ha influido de forma determinante en su trabajo. La realización de la cúpula de la Sala XX de las Naciones Unidas es su obra de mayor envergadura hasta el momento.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×