Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

15 años de prisión Erwin Sperisen, cómplice en los asesinatos en Pavón

Erwin Sperisen en Ginebra

La Justicia de Ginebra se encargó del proceso contra Erwin Sperisen en virtud de que el exdirector de la Policía Nacional Civil de Guatemala tiene también la nacionalidad helvética.

(swissinfo.ch)

Quince años de prisión para Erwin Sperisen por complicidad en las 7 ejecuciones extrajudiciales en 2006 en la cárcel de Pavón es la condena en segunda instancia de la Justicia de Ginebra contra el ciudadano suizo-guatemalteco. La defensa recurrirá. Fue absuelto por el caso El Infiernito. 

Para la corte no hay duda de que en el reclusorio de Pavón se realizó ese operativo alterno al oficial, cuyo objetivo era recuperar esa prisión que había quedado en manos de un grupo de reos. Un comando realizó los crímenes - el asesinato de 7 reos-, y se maquilló la escena como si hubiera sido un enfrentamiento con las fuerzas del orden y Erwin Sperisen supo al respecto y no actuó ni en ese momento ni después para hacer una auditoria sobre la muerte de los siete reos, en su calidad de director de la Policía Nacional Civil (PNC).

El primer procurador Yves Bertossa indicó al salir del Palacio de Justicia que el Ministerio Público toma acta de las decisiones de justicia anunciadas hoy y costanta que el veredicto retoma esencialmente los elementos retenidos por el TF: que los detenidos fueron ejecutados salvajemente por un comando compuesto por los más cercanos colaboradores del sr. Sperisen. 

Sperisen no fue detenido ya que siguen vigentes las medidas de sustitución, establecidas a finales de septiembre pasado. Es decir, seguirá con el brazalete de localización y su arresto domiciliario, por ahora. 

Los abogados de Sperisen ya han anunciado que tan pronto tengan en la mano la sentencia de hoy, dirigirán un recurso al Tribunal Federal. Uno más de muchos que ya han sido tratados por los jueces federales en la sede de esta instancia helvética, en Lausana. 

Si el TF respalda la decisión judicial ginebrina, el suizo-guatemalteco deberá ir tras las rejas, al menos 5 años más, para pagar su condena.

Fallos y recursos

Erwin Sperisen ha sido juzgado por tercera ocasión en Ginebra, luego de que el Tribunal Federal (TF) anulara el 29 de junio de 2017 la sentencia en segunda instancia de la justicia cantonal contra el otrora jefe policial, pronunciada el 12 de mayo de 2015: cadena perpetua. Los cargos: participar en el asesinato de 10 personas durante su gestión como director de la PNC.

El TF aceptó parcialmente el recurso de Erwin Sperisen en contra de este juicio, al argumentar que no se le ofrecieron las “garantías suficientes en la audición de varios testigos con los que no pudo ser confrontado”. 

Cabe mencionar que en su fallo, de más de 100 páginas, la máxima instancia judicial helvética rechazó muchas de las quejas del señalado y de sus abogados, pero criticó los procedimientos del tribunal cantonal en varios puntos. Además de considerar que el derecho a ser escuchado de Erwin Sperisen fue violado y que no pudo ser confrontado a testigos de cargo claves, el tribunal supremo consideró arbitraria la evaluación de determinadas pruebas por la corte cantonal.

De este modo, el veredicto ginebrino de 2015 cayó y la corte debió llamar a juicio de nuevo.

Organización paralela 

Para el TF, la implicación personal de Sperisen en una organización delictiva dedicada a la "limpieza social" en el juicio de 2015 se fundamentó en pruebas con una fuerza probatoria muy relativa y en las declaraciones de los investigadores de la CICIG.

En ese sentido, la corte indicó hoy que si bien considera que el exjefe policial estuvo presente en todo el operativo Pavo Real, y consintió acciones inadecuadas, no puede corroborar que formó parte del grupo que planeó los asesinatos, aunque subsistan indicios que por poco alcanzarían para señalar a Sperisen con coautor de esos crímenes.

Cinco años en prisión

Para Erwin Sperisen, en detención preventiva desde el 31 de agosto de 2012, está ha sido la tercera ocasión de encontrarse en el banquillo de los acusados en Suiza. Enfrentó su primer juicio en Ginebra el 6 de junio de 2014. El exjefe de la Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala fue condenado a cadena perpetua por el Tribunal Criminal del Cantón de Ginebra.

En el fallo en primera instancia recibió la pena máxima posible en suelo helvético por haber sido reconocido culpable del asesinato de siete reos en la prisión de Pavón.  No obstante, tanto la defensa de Sperisen como el Ministerio Público de Ginebra recurrieron a esa primera sentencia.

Por eso se produjo el juicio en segunda instancia en 2015, cuyo veredicto le sumó la responsabilidad de 3 ejecuciones de prófugos de El Infiernito, en 2005, muertes de las que había sido absuelto en 2014.

Mismo caso, varios juicios

En Austria, Javier Figueroa, subdirector de la PNC de 2004 a 2007, obtuvo el estatus de refugiado en Austria.

En ese país enfrentó un juicio en 2013 por los mismos cargos que se imputan en Suiza a su amigo de infancia, Erwin Sperisen.

El tribunal popular local encargado del caso decidió librarlo de todo cargo, a falta de pruebas.

En España, el otrora jefe directo del exdirector de la PNC, Erwin Sperisen, fue el ministro de Gobernación, Carlos Vielmann. Debido a su nacionalidad española, fue juzgado en el país ibérico también por las 7 ejecuciones extrajudiciales en Pavón y las muertes de 3 prófugos de El Infiernito. Fue absuelto.

En Guatemala, en 2013, Víctor Hugo Soto Diéguez, exjefe de la desaparecida Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional Civil (PNC), fue sentenciado a 33 años y tres meses por ejecución extrajudicial de cuatro reos en Pavón y de tres reclusos que escaparon de El Infiernito.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes