Navigation

Expansión del Grupo Swatch en México

La recepción del Grupo Swatch en la Cd. de México. swissinfo.ch

Los relojes suizos están presentes en México desde hace más de un siglo. El Grupo Swatch actúa desde hace tres años, con infraestructura propia, en ese gigantesco mercado.

Este contenido fue publicado el 11 enero 2005 - 17:36

El tic-tac de los relojes helvéticos en México es cada vez más fuerte.

Hace tres años, la gerencia del grupo Swatch fijó cuatro condiciones para elegir su sede en México: el establecimiento debía ser seguro, funcional, encontrarse en el sitio adecuado y fomentar la inspiración de sus ocupantes.

De esta idea ha surgido una edificación en forma piramidal. Aquel que la visita desciende por una escalera dentro de una construcción de vidrio cuyo nombre recuerda al de un templo maya situado en el estado mexicano de Campeche: ‘La pirámide Calakmul’.

Con su llegada a México, el Grupo Swatch ha creado 100 puestos de trabajo. “En México existen muchos profesionales calificados. Son como diamantes en bruto. Lo importante es acertar en su elección”, indica a swissinfo Alexander Kull, director general de la compañía helvética en México.

Enorme mercado potencial

Pese al poco avance del crecimiento económico de México en los últimos años, Alexander Kull cree en el gran potencial de ese país para la relojería de calidad helvética.

“Cuarenta de sus 120 millones de habitantes pueden adquirir nuestros relojes. El mercado es enorme”, considera el empresario, quien posee la doble nacionalidad suizo-mexicana.

Los relojes suizos se comercializan en México desde hace más de cien años. Y de las 18 marcas que el Grupo Swatch concentra, nueve son vendidas en ese país latinoamericano: Swatch, Breguet, Omega, flik flak, Longines, Mido, Tissot, cK watch y Rado.

“México es, por tradición, un mercado de Mido”, explica Kull. En la Ciudad de México las marcas de renombre de precio intermedio, tales como Tissot, pueden encontrarse en casi todas las tiendas relojeras.

Entre las de más prestigio y lujo destacan Breguet y Omega. “Creamos el entorno y el ambiente para cada producto. Hasta ahora contamos con 20 Boutiques Swatch en Cd. de México, Guadalajara, Cancún, Puebla, Veracruz y Puerto Vallarta, y tenemos una red de centros de servicios en la provincia”, explica.

Todo bajo un techo

La 'Pirámide Calakmul' es el corazón y el centro del Grupo Swatch México. No se trata de un conjunto de oficinas, sino de un amplio espacio en el que los relojeros realizan su oficio.

En una superficie de unos 15 metros cuadrados se guardan dos millones de piezas relojeras tales como ruedas dentadas, tornillos, carátulas, juntas, manecillas y cristales. “Requerimos de ese gran almacén, ya que también en México reparamos los relojes”, comenta Kull.

La pirámide, situada 20 metros debajo de la superficie terrestre, hospeda también el almacén central. La caja fuerte de la relojería Swatch en México tiene una dimensión de 75 metros cúbicos y el acceso a ella está protegido por un grueso muro de concreto.

Con la apertura de la economía mexicana, el Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos, y el signado con la Unión Europea; el mercado de la relojería y la joyería ha cambiado significativamente.

Los mexicanos viajan con mayor frecuencia y las nuevas tendencias de la moda y el diseño penetran en la capital mexicana al mismo tiempo que lo hacen en Tokio y Nueva York.

“La imagen del mexicano chaparrito, recostado en un nopal y cubriéndose el rostro con un gran sombrero es desde hace mucho una caricatura, cosa del pasado”, opina el ejecutivo.

Mejorar la cultura relojera

Pese a las nuevas tendencias y a la apertura económico-política, aún les queda mucho por hacer a los relojeros suizos en México. “La cultura relojera aún está poco desarrollada”, considera Kull. “Poco a poco, el consumidor transforma su idea de que un reloj no sólo mide el tiempo, sino que también es un objeto cultural y social. La gente aprende a valorar las cualidades internas de un bello reloj.”

Muchas cosas pasan en México a cámara rápida. Hace diez años no existía una tienda de relojes. Actualmente existen tres. La demanda de relojes caros va en aumento en la onceava economía del planeta.

“Actualmente vendemos relojes cuyo costo es de 100.000 francos. Algo impensable hace algunos años. Ahora existe en el país un mercado relojero que cubre todos los segmentos de precios del Grupo Swatch. Todo es posible”, describe Kull sobre las perspectivas allí.

Falsificaciones

Donde hay marcas de prestigio aparecen también las falsificaciones, y México no escapa de esa realidad.

Alexander Kull admite que en México son falsificadas tanto marcas como diseños Swatch: “Siempre llegan clientes a los que debemos informarles que han comprado una falsificación. Una pena. Y de acuerdo a las leyes actuales al respecto, no podemos confiscar esta mercancía falsificada.”

La relojería falsificada que circula en México proviene de China y Corea. No es fácil abrir procesos judiciales contra estos casos, opina Kull. “Si queremos tener éxito en nuestra lucha contra las falsificaciones, debemos presentar ante la Justicia hechos concretos y contundentes. Eso requiere de tiempo y es costoso.”

El Grupo Swatch México tiene grandes metas: a medio plazo quiere convertirse en el número uno en ese mercado.

swissinfo, Erwin Dettling, Cd. de México
Traducido por Patricia Islas Züttel

Datos clave

100 puestos de trabajo creados por el Grupo Swatch México en 3 años.
De las 18 marcas del Grupo Swatch, 9 son comercializadas en ese país.

End of insertion

Contexto

El Grupo Swatch inició sus actividades en México hace 3 años. La empresa cree en el potencial de mercado de ese país. En México existe actualmente un mercado relojero que cubre todos los segmentos de precios del Grupo Swatch, cuyo objetivo es convertirse en el número uno en ese país.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.