Navigation

La cámara baja rechaza el ‘Acuerdo UBS’

Reuters

El Consejo Nacional desechó esta mañana (08.06), por 76 votos a favor, 104 en contra y 16 abstenciones, el acuerdo que compromete al banco suizo a entregar datos a EEUU sobre 4.450 cuentas de evasores antes del próximo 20 de agosto.

Este contenido fue publicado el 08 junio 2010 - 10:55

Los legisladores decidieron además someter el tema a referéndum facultativo. El documento regresa a la cámara alta, que volverá a pronunciarse sobre el tema el miércoles.

Dos horas de debate fueron suficientes para romper la incógnita que flotó durante las últimas semanas con respecto al futuro del Acuerdo UBS.

Se trata del controvertido acuerdo extrajudicial que Suiza y EEUU pactaron el verano pasado y que permitiría al banco helvético entregar al fisco estadounidense (IRS) en agosto próximo información sobre 4.450 cuentas de clientes evasores.

En los extremos ideológicos, pero unidos en este tema, las voces de la derecha conservadora de la Unión Democrática del Centro (UDC) y del Partido Socialista (PS) consiguieron el doble objetivo que se habían propuesto en la cámara baja para este dossier.

Primero, rechazar el Acuerdo UBS, que recibió ‘luz verde’ en la cámara alta el pasado jueves (03.06).

Segundo, aprobar (97 votos a favor, 78 en contra y 21 abstenciones) una moción para someterlo a referéndum facultativo. Los argumentos a favor y en contra, se desgranaron generosos.

Alianza PS-UDC

El Partido Socialista (PS) argumentó que su rechazo al acuerdo se debe esencialmente a la falta de garantías y medidas pactadas para evitar futuros problemas financieros en grandes bancos, condición que imponía para apoyar el Acuerdo UBS.

En cuanto a la UDC, su queja principal fue que no se impusieron restricciones a los bonos millonarios que cobran los banqueros.

Durante el debate legislativo, la ministra de Justicia, Eveline Widmer-Schlumpf, destacó que la meta era solucionar “un caso concreto y claramente circunscrito”. A su juicio, el Acuerdo UBS respeta claramente el convenio de doble imposición que Suiza tiene vigente actualmente con Estados Unidos y apoyarlo es la decisión más sabia que puede tomarse a favor de Suiza.

Pese al respaldo del Partido Liberal Radical (PLR, derecha) y del Partido Demócrata Cristiano (PDC, centro-derecha), los votos no fueron suficientes para inclinar la balanza a favor del acuerdo, con lo que el documento regresa hoy mismo al Consejo de los Estados (cámara alta) que lo debatirá nuevamente en su sesión de este miércoles.

Sí al acuerdo, no al referéndum

En tribuna y en representación de los liberales del Partido Radical Democrático (PRD), el diputado de Lausana, Charles Favre afirmó que el Parlamento debe ser lo suficientemente sabio como para recordar y reconocer que la Constitución instruye al gobierno a actuar a favor de Suiza en momentos de crisis.

“Se han tomado decisiones correctas y el 20 de agosto, fecha en la que vence el plazo para entregar información a EEUU, si Suiza no respeta su compromiso volveremos al punto de partida con todas las presiones que ya conocimos para el sector económico”.

Por su parte, Pirmin Bischof, del PDC, afirmó que deben desecharse los temores sobre el hecho de que este acuerdo siente las bases para que se presenten solicitudes de información parecidas.

Muchos temen que decir ‘sí’ al Acuerdo UBS signifique abrir la puerta para que otros países soliciten información semejante a la banca suiza, o para que EEUU pida datos a otros bancos helvéticos, pero no será así, dijo Bischof.

“He hablado con la ministra de Justicia y dejó claro que cualquier otra demanda semejante tendría que volverse a someter al Parlamento. Por lo tanto, lo mejor es aprobar y dejar este tema zanjado de una vez”, dijo.

Riesgos y temores

Algunos partidos dudan sobre qué es lo más conveniente.
Alec Graffenried, del Partido Verde afirmó:

“Como saben, mi grupo está dividido. Por un lado, sabemos que hay defraudadores libres que evadieron sus compromisos de forma deliberada; aprobar el Acuerdo UBS les obligará a pagar los impuestos que deben. Por el otro lado, optar por un referéndum facultativo permitiría conocer el sentir de los suizos sobre este tema, aunque el pacto ya no podría cumplir con los plazos convenidos, lo que implicará problemas diversos para Suiza y su plaza financiera”.

Por ello, creo que cada uno tendrá que votar en el futuro en función de lo que le dicte su conciencia, agregó Graffenried.

La posición de la UDC fue un dardo directo y preciso contra el Acuerdo UBS y a favor de un referéndum facultativo.

El legislador de Basilea, Caspar Baader, dijo a nombre de la UDC que una consulta popular era la obligación moral que el Parlamento tenía con los suizos en un tema tan delicado.

“Si no sometemos el Acuerdo UBS a una consulta popular ofenderemos al derecho suizo y con ello, a los helvéticos. Estados Unidos es una democracia capaz de respetar la autonomía de cada país y entenderá la decisión que estamos tomando”, agregó.

Sobre la marcha, la votación de hoy representa un fracaso para el gobierno y las fracciones moderadas del Consejo Nacional, pero el desenlace definitivo del Acuerdo UBS puede modificarse de aquí a que concluya el actual periodo de sesiones de verano, el próximo 18 de junio.

Los mercados, por su parte, vieron con malos ojos la decisión de hoy. Tras la votación el SIX comenzó a caer y a las 12h30 perdía 0,80%.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

ACUERDO UBS

Tras una tensa negociación que duró seis meses y que terminó por enfrentar a los gobiernos de Suiza y EEUU, UBS anunció el 19 de agosto del 2009 la firma de un acuerdo extrajudicial con el fisco estadounidense (IRS).

El llamado Acuerdo UBS contemplaba los siguientes compromisos:

- UBS no pagaría multa a EEUU por haber promovido y encubierto la evasión entre millares de sus clientes estadounidenses.

- El fisco de EEUU abandonaría todo intento de proceso (civil o judicial) para obligar a UBS a entregarle información sobre 52.000 titulares de cuentas del UBS, como lo había solicitado en febrero del 2009.

- El IRS pedía a cambio que el UBS entregara información confidencial sobre 4.450 cuentas sospechosas de evasión. Coordenadas que debía transmitir en un plazo máximo de 12 meses.

- UBS notificaría -por escrito- a sus clientes “en riesgo” sobre el procedimiento en curso y los conminaría a presentarse voluntariamente ante el IRS para declarar toda cuenta oculta.

End of insertion

CONTEXTO

En febrero de 2009, el fisco estadounidense (IRS) interpuso una demanda contra el UBS ante el Tribunal Federal de Miami para obligarle a entregar información privada sobre 52.000 cuentas de presuntos evasores.

Suiza expresó de inmediato que dicha petición violaba el acuerdo para evitar la doble imposición vigente entre los dos países. Inició un largo proceso de negociación técnica y política entre Washington y Berna.

El Acuerdo UBS vio la luz el 19 de agosto de 2009. Pero cinco meses más tarde, el Tribunal Administrativo Federal (TAF) de Suiza lo juzgó inconstitucional. Sólo la aprobación del Parlamento helvético puede revertir de legalidad el compromiso con EEUU.

End of insertion

DATOS CLAVE

El UBS es el banco más importante de Suiza, gestiona más de 2.000 millones de francos suizos.

Actualmente, el 40% de su actividad de negocios tiene lugar en EEUU, por lo que este mercado es vital para su futuro.

Producto de la crisis financiera, el UBS aún enfrentó pérdidas por 2.740 millones de francos suizos en 2009.

Durante el mismo lapso pagó bonos millonarios a sus directivos por casi 3.000 millones de francos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.