Navigation

La guerra paraliza la acción humanitaria en Irak

El clima de guerra en el hospital Yarmouk de Bagdad. Keystone

El único presente en Irak, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICIR) constata un aumento rápido del número de víctimas.

Este contenido fue publicado el 08 abril 2003 - 18:02

Los hospitales están desbordados en las dos ciudades en las que se encuentra el CICR.

Pese a la intensificación de los combates, la organización humanitaria, con sede central en Ginebra, mantiene su actividad en la ciudades de Bagdad y en Basora.

"Nuestros colaborados están expuestos a grandes riegos en su intento por mantener con provisiones a los hospitales", indica Nada Doumani, portavoz del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El número de víctimas no deja de ascender. Pero el CICR debió renunciar a la tarea de contabilizarlos. "Nadie puede tener estadísticas confiables. Las admisiones a urgencias en los hospitales han explotado", indica.

"En Bagdad, el hospital Al Yarmouk ha recibido un flujo de cien heridos por hora", indica. En Basora, el CICR no ha podido restablecer toda la red de agua potable. "Sólo 60% por ciento de la población tiene agua", comenta la delegada.

El conjunto de hospitales se encuentra en una situación crítica. "Entre más se prolonguen los combates, las amenazas contra la población aumentan", advierte Doumani.

Las reservas de agua, alimentos y medicamentos se acaban rápidamente mientras la violencia de los combates paraliza la acción de las organizaciones humanitarias.

swissinfo, Fréderic Burnand, Ginebra
(Traducción: Patricia Islas)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo