Navigation

Skiplink navigation

No fracasó el diálogo sobre el "muro" israelí

La "barrera de seguridad" levantada por Israel sigue en el centro de la polémica. Keystone

El embajador de Suiza ante la ONU en Nueva York rechaza que nada hayan aportado las conversaciones presididas por Suiza sobre la "barrera" de seguridad erigida por Israel.

Este contenido fue publicado el 20 julio 2005 - 20:52

Peter Maurer explicó a swissinfo que Suiza ha cumplido su mandato y ha hecho varias propuestas específicas.

En julio de 2004, la Asamblea General de Naciones Unidas adopta una resolución cuyos términos piden el desmantelamiento del "muro" levantado por Israel. Esa construcción es juzgada ilegal por la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El Estado hebreo justifica su actitud afirmando que la "barrera" es temporal y responde a criterios de seguridad.

Entretanto, el Estado depositario de la Convenciones de Ginebra: Suiza, recibe de la Asamblea General de la ONU el mandato de llevar a cabo "consultas sobre el asunto y elevar un informe a la Asamblea General para asegurar el respeto del derecho internacional humanitario".

El informe en cuestión fue concluido el reciente mes de junio, y tras ser publicado por la ONU -la semana pasada-, las críticas al documento señalaban que las consultas presididas por Suiza no habrían dado ningún resultado positivo. El embajador suizo en la ONU, Peter Maurer responde a las preguntas de swissinfo.

swissinfo: ¿Podemos decir realmente que nada aportaron las consultas dirigidas por Suiza?

Peter Maurer: No me parece una evaluación justa. Nosotros hemos respondido plenamente al mandato limitado que nos dio la Asamblea General de la ONU. Como se puede constatar en el informe, nos hemos esforzado para cumplir con el mandato y hallar respuestas adecuadas.

swissinfo: Pero al final ni israelíes ni palestinos se dijeron dispuestos a conversaciones directas sobre el asunto.

P.M.: Es correcto. Las dos partes se niegan por ahora a sentarse junto a una mesa de negociaciones. Pero eso no es una gran sorpresa. Es inconcebible pensar que de repende los israelíes y los paelstinos se pongan de acuerdo en una fórmula mágica.

Nosotros hemos hecho proposiciones y las hemos transmitido. Luego hemos recogido las respuestas de los Estados Parte de las Convenciones de Ginebra y las de los protagonistas directamente concernidos por la "barrera de seguridad".

swissinfo: Suiza ha propuesto concretamente dos grupos de discusión: uno con Israel y otro con los palestinos. ¿Cuál es la finalidad de esa propuesta?

P.M.: Es hacer que los países con alguna influencia en los dos protagonistas puedan tomar la iniciativa de elaborar escenarios que permitan avanzar en este proceso.

La idea no es reunir a las dos partes en conflicto junto a una mesa de negociaciones, sino hacer que los Estados Parte de las Convenciones de Ginebra intervengan ante los israelíes y los palestinos y puedan influir en sus respectivos puntos de vista sobre la cuestión de los derechos humanos.

swissinfo: A juicio de Suiza una conferencia de los Estados Parte de las Convenciones de Ginebra no es la vía apropiada por ahora. ¿Por qué?

P.M.: No se trata de una interpretación suiza, sino de un reflejo de los comentarios y de las reacciones de todas las partes. Quienes han respondido a nuestras preguntas están convencidos de que la prioridad es el retiro israelí de Gaza y no la realización de una conferencia que de momento no serviría gran cosa.

swissinfo: El informe pide que Israel se comprometa formalmente a desmantelar la "barrera de seguridad" cuando las condiciones de seguridad lo permitan. ¿Qué garantías tiene de que Israel respete tal compromiso?

P.M.: Oficialmente, Israel ha declarado siempre que ese "muro" era levantado en función de las amenazas que pesan en su seguridad. Por tanto, me parece lógico que, conforme a su propia política, los israelíes desmantelen esa "barrera de seguridad" en la medida en que se pruebe la disminución de esas amenazas. Eso también se deduce claramente de nuestras consultas.

Entrevista swissinfo, Morven McLean
(Traducción y adaptación: Juan Espinoza)

Contexto

- La Asamblea General de la ONU ha adoptado en junio de 2004 una resolución que pide el desmantelamiento del "muro" erigido por Israel. Tal construcción es juzgada "ilegal" por la Corte Internacional de Justicia.

-La Asamblea General encargó luego a Suiza que -siendo Estado depositario de las Convenciones de Ginebra-, conduzca consultas y redacte un informe. Eso con la finalidad de asegurar el respeto del derecho internacional humanitario en la región concernida.

- Suiza llevó a cabo las consultas con Israel, los palestinos y los Estados Parte de las Convenciones de Ginebra.

- Las discusiones son la base del informe presentado a la Asamblea General de la ONU.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo