Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Parque Nacional: "un espacio de naturaleza alpina"

Heinrich Haller, director del Parque Nacional de Suiza.

(swissinfo.ch)

A esta reserva natural la conoce como la palma de su mano: Heinrich Haller es el director de esta zona protegida de 172 km², en el cantón de los Grisones.

Haller considera que la ecología es absolutamente compatible con la economía. Señala además que un retorno de los osos al Parque sería bienvenido. Entrevista.

swissinfo: El Parque Nacional Suizo es el más antiguo de Europa Central. ¿Conserva todavía un estatuto especial?

Heinrich Haller: Sí. La naturaleza puede desarrollarse aquí desde hace casi 100 años, desde el establecimiento de la zona salvaje. Nuestro Parque Nacional es el mejor protegido de toda la región alpina y alrededores.

Destacable también es la idea de su concepción: dejar intacto un espacio común y corriente de la naturaleza alpina. Una región natural que no tiene ninguna curiosidad turística particular como algún cañón o géiser; y gracias a ello resulta atractiva.

swissinfo: ¿Qué valor tiene el Parque Nacional en el campo de la investigación?

H.H.: El Parque Nacional Suizo está al servicio de la investigación científica en mayor medida que otros parques. Se ha convertido en una zona de referencia particular para conocer la naturaleza, y esto, en un periodo de larga duración.

Se trata de permitir que se presenten, se observen y se investiguen los procesos naturales. Esa idea visionaria fue, en su momento, extremadamente moderna y aún lo es en la actualidad. Nuestra constancia es envidiable.

swissinfo: ¿Qué es lo que más gusta a las alrededor de 150.000 personas que lo visitan?

H.H.: La gente busca la naturaleza intacta, (similar a la región salvaje canadiense). Muchos vienen atraídos por los grandes animales que aquí viven de forma salvaje. Se pude observar sobre todo el entorno natural del ciervo común, algo que casi sólo aquí puede admirarse.

También los bosques vírgenes y la flora de primavera y verano resultan ser grandes atractivos.

swissinfo: Desde 1991, en el marco de un extenso proyecto alpino, se han establecido buitres barbudos aquí. ¿Ha tenido éxito esta operación?

H.H.:El buitre barbudo es espectacular y muy conocido por el público. Desde entonces se han dejado en libertad 24 animales jóvenes de esta especie. Hasta ahora tres parejas han anidado, no en nuestro parque, sino en el parque vecino del Stelvio, en territorio italiano.

El buitre barbudo va por buen camino para convertirse de nuevo en un componente importante de la fauna alpina.

swissinfo: El verano pasado apareció un oso en el Parque Nacional, lo que provocó gran resonancia. ¿Pudo sacar ventaja de ese suceso?

H.H.: El oso impulsó un crecimiento en el número de nuestros visitantes. La primera prueba fehaciente de la presencia en Suiza de un oso café se encontró en el territorio del Parque Nacional, a través de una foto de uno de nuestros practicantes científicos.

En el valle de Münster, donde se vio varias veces al oso, el hecho dio lugar a la llegada de muchos turistas. Algo que me alegró mucho, ya que, básicamente, se mostró una actitud positiva con respecto a él.

El oso encarna una parte del territorio salvaje. Existe la esperanza de que, con el tiempo puedan aparecer osos y otros ejemplares de animales carnívoros en la región.

No se puede hablar de un retorno del oso pardo con la corta visita de ese espécimen. Nos preparamos desde hace ya mucho tiempo para el retorno de los osos pardos: en 1997 realizamos una exposición sobre el tema en el Valle S-charl, donde el último oso salvaje murió, en 1904, por la mano del hombre.

swissinfo: ¿El Parque Nacional debió tomar medidas con respecto a los actuales temores de la gripe aviar?

H.H.: El Parque Nacional no ha resultado afectado por la gripe aviar y no nos ocupamos de ello ya que aquí no hay aves de corral.

Aparecen muy pocas aves salvajes, en comparación con su presencia en lugares más bajos, y casi no hay aves acuáticas.

Por otra parte, cabe recordar que una de nuestras reglas generales de comportamiento es la prohibición de tocar cualquier animal muerto en el Parque.

swissinfo: Usted dirige el Parque desde hace diez años. ¿Qué ha cambiado desde entonces?

H.H.: Hemos dividido de manera adecuada la estructura administrativa del Parque en cuatro sectores. Hemos trabajado mucho en el campo de las relaciones públicas y hemos continuado el desarrollo coordinado del sector de la investigación.

Digno de mención es también el proyecto de la ampliación del Parque Nacional. Hemos podido integrar los cerca de 4 km² de la plataforma lacustre de Macun.

Lamentablemente no pudimos hacer realidad la idea original de ampliar la zona periférica del Parque.

swissinfo: A su juicio ¿dónde se ubica el equilibrio entre el beneficio económico y la protección de la naturaleza?

H.H.: El aprovechamiento duradero es interesante para la gente, pero también para la naturaleza. En el Parque Natural no debe haber problema en ese sentido, ya que la protección de la naturaleza tiene un valor básico.

En otros sitios la situación está constantemente en la cuerda floja, en lo que respecta a los beneficios económicos y las posibles consecuencias para la naturaleza y el paisaje. Sólo con el factor de durabilidad se puede alcanzar la armonía entre ecología y economía.

Todos sabemos que, con frecuencia, predominan las ideas de ganancia a corto plazo, seguidas de eventuales consecuencias negativas. Por ello hay que oponerse a ellas, especialmente en la región alpina, en donde la industria turística depende de la preservación y el carácter intacto de la naturaleza.

swissinfo: ¿Cuáles son los planes futuros de la dirección del Parque Nacional?

H.H.: Hay dos proyectos principales: la creación del nuevo Centro del Parque Nacional, en el centro de Zernez. En primavera comenzarán las obras con un valor de 13 millones de francos.

El segundo proyecto es la biosfera del 'Val Müstair/Parc Naziunal'. De acuerdo a los nuevos lineamientos, una reserva biosférica debe estar compuesta por una zona central, una zona de mantenimiento y una zona dedicada al desarrollo.

El Parque Nacional, de acuerdo a ese nuevo estatus, sólo puede ofrecer esa zona central. Por ello, el valle Münster debe fungir como zona de mantenimiento y desarrollo.

swissinfo, Gaby Ochsenbein, Zernez
(Traducido del alemán por Patricia Islas)

Contexto

Fundación del Parque Nacional Suizo: agosto de 1914.

Es el más antiguo de la zona alpina.

Es la primera reserva biosférica de Suiza (1979) y pertenece al grupo de zonas con el mayor índice de protección, según indica la Unión Internacional de Reservas Naturales.

Superficie: 172 km². De ese total, 28% es zona boscosa, 21%, praderas alpinas y 51%, peñascos.

En ella viven 30 especies mamíferas (2.000 ciervos, más de 100 especies de pájaros y 600 tipos distintos de plantas.

Anualmente, 150.000 personas visitan el Parque.

Allí trabajan 30 personas.

Fin del recuadro

Datos clave

Heinrich Haller es biólogo animal y se desempeñó varios años como investigador de campo en el Parque Nacional Suizo.

A partir de marzo de 1996 es el director del Parque Nacional Suizo.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×