Perspectivas suizas en 10 idiomas

“Por primera vez, hemos hablado al más alto nivel sobre la paz en Ucrania”

cumbre
¿Volveremos a vernos? La presidenta suiza, Viola Amherd (agachada), rodeada de las cabezas de Estado en la foto de familia tomada el sábado. Keystone Pool / Alessandro Della Valle

Ochenta y cuatro de los cerca de cien Estados y organizaciones presentes en la Conferencia de Paz sobre Ucrania celebrada en Suiza han acordado una declaración final. La presidenta suiza, Viola Amherd, reconoció que no había acuerdo sobre cómo y cuándo debería participar Rusia, pero reconoció la importancia de esta primera vez en la que se aborda al más alto nivel sobre la paz en Ucrania.

“La declaración de la cumbre envía una señal clara de que se necesitan cambios. Hay ideas comunes para una paz justa y duradera”, declaró Amherd en su discurso del domingo al término de la conferencia de dos días celebrada en el complejo turístico de Bürgenstock, en el centro de Suiza.

Amherd puso como ejemplos la seguridad de las instalaciones nucleares, la seguridad alimentaria y el acceso de Ucrania a sus puertos, así como la liberación de todos los prisioneros de guerra y la devolución de la infancia deportada de Ucrania.

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, afirmó que estos tres temas constituían “condiciones mínimas” para las negociaciones con Rusia, aludiendo a que muchos otros puntos de desacuerdo entre Kiev y Moscú serán más difíciles de superar.

Entre los países participantes que no firmaron el comunicado final Enlace externofiguran Arabia Saudí, India, Sudáfrica, Tailandia, Indonesia, México y Emiratos Árabes Unidos. Brasil, que figuraba como “observador” en la lista de asistentes, tampoco figuró como firmante.

cumbre
La presidenta suiza Viola Amherd y el ministro de Asuntos Exteriores helvético Ignazio Cassis (segundo a la izquierda) llegan a la cumbre el viernes. Cc 3.0 By-Nc-Sa

Según el documento final, la Carta de las Naciones Unidas y “el respeto de la integridad territorial y la soberanía […] pueden servir y servirán de base para lograr una paz global, justa y duradera en Ucrania”.

Amherd afirmó que el hecho de que la “gran mayoría” de las y los participantes estuvieran de acuerdo con el documento final “demuestra lo que la diplomacia puede lograr”.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, elogió al país anfitrión, afirmando que era un “testimonio de las habilidades de la diplomacia suiza el haber sido capaz de reunir a unos 100 países y organizaciones internacionales al más alto nivel”.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelensky, elogió los “primeros pasos hacia la paz” dados en la reunión, y afirmó que el comunicado conjunto sigue “abierto a la adhesión de todo aquel que respete la Carta de las Naciones Unidas”.

cumbre
El presidente ucraniano Volodímir Zelenski y el presidente keniano William Kipchirchir Ruto. Keystone Pool / Alessandro Della Valle

Sin embargo, las reacciones iniciales fueron más bien moderadas. Sebastian Ramspeck, corresponsal internacional de la Radio y Televisión Suiza en alemán SRF, afirma: “Las expectativas en torno a la reunión con 57 cabezas de Estado y de Gobierno eran modestas, y más que abrumar, decepcionaron”.

“Especialmente decepcionante es para Suiza como país anfitrión: de momento no habrá una cumbre de seguimiento en otro país anfitrión. Por tanto, es más que cuestionable que la cumbre de Bürgenstock haya iniciado un proceso de paz”.

Rusia, que no fue invitada y había dejado claro que no quería asistir, calificó la cumbre de pérdida de tiempo y presentó en su lugar propuestas rivales. China fue otra notable ausente.

+ Por qué China se mantiene al margen del proceso de paz de Ucrania liderado por Suiza

cumbre
Las personas participantes escuchan un discurso durante la sesión plenaria inaugural del sábado. Keystone Pool / Urs Flueeler

¿Está más cerca la paz en Ucrania? Sí, según Ursula von der Leyen. Sin embargo, insistió en que la paz real no se conseguirá de un solo paso y que el camino hacia ella requerirá paciencia y determinación. “Será un viaje”, dijo tras las conversaciones.

“No ha sido una negociación de paz porque [el presidente de Rusia, Vladímir] Putin no se toma en serio poner fin a la guerra. Insiste en la capitulación, insiste en ceder territorio ucraniano, incluso territorio que hoy no está ocupado”, añadio.

El sábado, el canciller austriaco Karl Nehammer declaró que “lo más importante es que todos hemos venido aquí, que estamos hablando, que muchas naciones y continentes diferentes están hablando entre sí… Esta es la esencia de esta conferencia”. La paz y los procesos de paz llevan su tiempo, trabajando milímetro a milímetro”.

cumbre
El sábado, unas 50 personas refugiadas de Ucrania en Suiza se reunieron en la ciudad de Lucerna para cantar la “Oda a la alegría” de Beethoven, una obra coral que, según ellas, encarna sus esperanzas de paz y libertad. Algunas cantantes llevaban trajes nacionales bordados y coronas de flores. Suiza ha acogido a más de 65.000 personas de Ucrania desde la invasión rusa de febrero de 2022. Keystone / Walter Bieri

Lograr un equilibrio en la declaración final de la cumbre entre una condena directa de la invasión rusa de Ucrania y una redacción que suscite el mayor apoyo posible había sido parte del tira y afloja diplomático del encuentro.

Los analistas habían pronosticado que la conferencia, de dos días de duración, tendría escasas repercusiones concretas para poner fin a la guerra, ya que el país que la lidera y continúa, Rusia, no estaba invitado – por ahora. Su aliado clave, China, que no asistió, y Brasil, han tratado conjuntamente de trazar rutas alternativas hacia la paz.

La reunión también trató de devolver el protagonismo a la guerra en un momento en el que el conflicto de Gaza, las elecciones en diversos puntos del mundo y otras preocupaciones han acaparado la atención mundial. De hecho, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, fue el único líder del G7 que asistió a los dos días de la conferencia. La vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro japonés, Fumio Kishida, fueron algunos de los que abandonaron la reunión al cabo de unas horas. El canciller alemán, Olaf Scholz, voló de regreso a Berlín el domingo por la mañana. No obstante, las delegaciones continuaron sus conversaciones.

El domingo, Trudeau dijo que Canadá planeaba acoger una reunión con representantes de Ministerios de Asuntos Exteriores en los próximos meses para avanzar en el trabajo sobre el coste humano de la guerra en Ucrania.

cumbre
De izquierda a derecha: El ministro suizo de Asuntos Exteriores, Ignazio Cassis; la presidenta suiza, Viola Amherd; el presidente ucraniano, Volodímir Zelensky; la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris; el secretario del Consejo de Seguridad de Armenia, Armen Grigoryan; y el canciller austriaco, Karl Nehammer. El sábado Harris anunció una ayuda de más de 1.500 millones de dólares (1.300 millones de francos suizos) para Ucrania. Keystone Pool / Urs Flueeler

A pesar de estos comentarios positivos, persisten diferencias significativas. El asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, tachó el domingo de irrazonable la propuesta de paz presentada por Putin, afirmando que cumplir las exigencias de Moscú haría a Kiev aún más vulnerable a nuevas agresiones.

“Ucrania no sólo tiene que renunciar al territorio que Rusia ocupa actualmente, sino que tiene que abandonar más territorio ucraniano soberano”, declaró Sullivan. Señaló que Kiev también estaría obligada a desarmarse en virtud de la propuesta rusa “de modo que es vulnerable a futuras agresiones rusas en el futuro”.

“Ninguna nación responsable puede decir que ésta es una base razonable para la paz. Desafía la Carta de la ONU, desafía la moralidad básica, desafía el sentido común básico”, afirmó Sullivan.

cumbre
El sábado se realizó la tradicional “foto de familia” del encuentro. Keystone Pool / Michael Buholzer

Por su parte, Putin no descarta mantener conversaciones con Ucrania, pero sí hablar con el actual presidente ucraniano. “Volodímir Zelensky no es la persona con la que se puede registrar un acuerdo por escrito, porque este registro es ilegítimo”, declaró el domingo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, según la agencia de noticias rusa Tass. “Sin embargo, Putin no rechaza nada. No rechaza la posibilidad de negociar, tal y como prevé la Constitución del país”, añadió Peskov.

¿Y ahora qué? Zelensky dijo el domingo que a la conferencia de Suiza debería seguir pronto una segunda reunión. Dijo que los preparativos sólo llevarían meses y no años, y añadió que algunos Estados ya habían manifestado su disposición a acoger una cumbre de este tipo. La declaración final no hace mención alguna a una conferencia de seguimiento.

Cumbre
¿Adónde vamos ahora? ¿Y quién hará el trabajo pesado? Keystone Pool / Alessandro Della Valle

Edición de Balz Rigendinger, adaptación del artículo del inglés al español por Patricia Islas

Los preferidos del público

Los más discutidos

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Puede encontrar todos nuestros debates aquí y participar en las discusiones.

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR