Investigan a firma suiza vinculada con la CIA

Keystone / Urs Flueeler

El Gobierno suizo investiga un caso de espionaje de hace décadas que involucra a la empresa suiza Crypto y fue revelado por la televisión pública suiza SRF, la TV alemana ZDF y el diario estadounidense The Washington Post.

Este contenido fue publicado el 11 febrero 2020 - 16:41
Keystone-SDA/SRF/dos

Berna confirmó este martes que abrió una investigación sobre las informaciones según las cuales Crypto, una firma de encriptado de comunicaciones con sede en Zug, fue propiedad secreta de los servicios de inteligencia de la CIA y de Alemania Occidental durante décadas.

Los servicios compraron conjuntamente la empresa en 1971, bajo la fachada de una fundación registrada en Liechtenstein, de acuerdo con el expediente de 280 páginas divulgado en Suiza por la SRF.

Durante las décadas siguientes, los servicios de inteligencia escucharon y leyeron cientos de miles de mensajes entre gobiernos, embajadas y comandos militares de todo el mundo.

El espionaje habría continuado hasta al menos 2018 y afectado a más de un centenar de países.

Según las revelaciones, Crypto tenía dos tipos de productos de cifrado: uno completamente seguro y el otro inseguro. Suiza estaría entre los pocos países que recibieron la primera versión.

Participación suiza

El programa Rundschau de la SRF indicó igualmente que el Ministerio de Defensa informó por primera vez al Gobierno sobre el caso en noviembre del año pasado y que este último abrió una investigación oficial después de su reunión del 15 de enero.

Como resultado de lo anterior, el Ministerio de Economía confirmó la suspensión de la licencia general de exportación para los dispositivos de Crypto “hasta que se aclaren las preguntas abiertas”.

Por su parte, The Washington Post, que publicó su artículo de investigación este martes, calificó la operación como el “golpe de inteligencia del siglo” y uno de los “secretos mejor guardados de la Guerra Fría”.

En 2015, una investigación de la BBC reveló que Crypto había trabajado con la Agencia de Seguridad Nacional de EE UU (NSA) y los servicios de inteligencia británicos durante la Guerra Fría.


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo