Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La amenaza de Corea del Norte

Medidas defensivas: Estudiantes chinos apuntan sus pistolas de agua hacia Corea del Norte.

(Keystone)

Un experto de seguridad suizo considera que los ensayos nucleares de Corea del Norte pueden traducirse como un intento de Pyongyang para ampliar su poder negociador y hacer que Washington entable conversaciones bilaterales.

Victor Mauer, director adjunto del Centro para Estudios de Seguridad en de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), comenta a swissinfo que China bien podría jugar un papel central en cualquier solución con Pyongyang.

Suiza se unió al coro de voces en el mundo entero para condenar los recientes ensayos nucleares de Corea del Norte, iniciados el lunes pasado.

El régimen comunista de ese país asiático hizo explotar su primer dispositivo nuclear en 2006, lo que provocó la consternación internacional; desde entonces se busca, sin éxito, la suspención de esas pruebas atómicas.

"Suiza está convencida de que la cuestión atómica relacionada con Corea del Norte sólo puede ser solucionada con negociaciones y diplomacia", considera el Ministerio de Asuntos Exteriores de Suiza. "En ese sentido, apoya la reanudación de conversaciones entre las seis partes concernidas".

Corea del Norte inició conversaciones multilaterales sobre su programa atómico en 2003, junto con Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, Rusia y China.

Pero Pyongyang se retiró antes de alcanzar un acuerdo después de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU)le aplicara duras sanciones a causa del lanzamiento de un cohete en abril de este 2009.

La prueba nuclear de Corea del Norte también ha afectado sus relaciones con China, su tradicional aliado durante décadas: las tropas chinas lucharon al lado de Pyongyang durante la Guerra Coreana de 1950 a 1953.

Bajo ese telón de fondo, China es todavía la fuente de respaldo principal de Corea del Norte en cuestión de alimentos, combustible y apoyo diplomático. No obstante, esta vez China la ha criticado.

El martes pasado, el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Ma Zhaoxu, repitió una vez más que Pekín se opone a los ensayos nucleares y urgió a Pyongyang a volver a la mesa de negociaciones, donde se había mostrado de acuerdo en desmantelar sus programas atómicos.

Por si fuera poco, este miércoles, Pyongyang invalidó el armisticio alcanzado en 1953 con Corea del Sur.

Victor Mauer, director adjunto del Centro para Estudios de Seguridad en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (EPFZ), opina sobre el tono amenazador de Kim Jong-il.

swissinfo.ch: Los gobiernos del mundo entero, incluyendo el de Suiza, han condenado la reciente prueba nuclear de Corea del Norte. ¿Esto este suficiente?

Victor Mauer: Considerando que los ensayos nucleares violan una ley internacional y amenazan la paz regional e internacional y la estabilidad, pienso que veremos más [acciones], porque China resulta ultrajada, al igual que todos los otros países. Es probable que veamos más sanciones impuestas a Corea del Norte, pero no está claro que éstas puedan persuadir al país a volver a la mesa de las negociaciones para poner fin al programa nuclear.

swissinfo.ch: Pero no parece que Corea del Norte quiera volver a las negociaciones con las seis partes implicadas...

V.M.: De hecho, los norcoreanos anunciaron hace unas semanas que las conversaciones con las seis partes no tenían un futuro. Por otro lado, el régimen norcoreano busca en realidad establecer conversaciones bilaterales con los Estados Unidos.

swissinfo.ch: ¿Por qué Corea del Norte prueba justo ahora su dispositivo nuclear?

V.M.: Ante todo, probar un dispositivo nuclear equivalente en fuerza explosiva a las bombas atómicas lanzadas sobre Japón durante la Segunda Guerra Mundial demuestra la capacidad atómica que ha adquirido el país en los últimos años. Y en segundo lugar, el régimen norcoreano espera ganar más impulso, especialmente para establecer negociaciones con los estadounidenses, por ejemplo, para exigir más ayuda económica y otras concesiones diplomáticas. Lo que resulta de enorme importancia, conociendo el triste estado de Corea del Norte.

La pregunta clave será si EE. UU. y China pueden alcanzar un acuerdo conjunto. Ya que Pekín está molesto con los estadounidenses, no quieren que se produzca un derrumbamiento del régimen norcoreano que pudiera conducir a la unificación de las dos Coreas, puesto que acarrearía el establecimiento de tropas estadounidenses en su vecindad inmediata, situación que podría minar su propia posición en la región.

swissinfo.ch: ¿Le sorprendieron las recientes pruebas de Corea del Norte?

V.M.: En lo absoluto. Estaban por venir. En el momento en que Corea del Norte terminó con las negociaciones entre las seis partes, esto se convirtió en un asunto de tiempo, nada más.

swissinfo.ch: ¿Qué tan avanzada a nivel técnico se encuentra Corea del Norte?

V.M.: En términos de ensayos, parece que han dado un gran paso. La pregunta clave es cuándo estarán listos para colocar un dispositivo nuclear en un arma.

swissinfo.ch: ¿Cuáles son las probabilidades de que ellos empleen la bomba si se diera esa circunstancia?

V.M.: Muy limitadas. Ante todo, la usarían como medio de disuasión, pero no la emplearían. Pero está presente la amenaza de proliferación. Este es el verdadero peligro.

Thomas Stephens, swissinfo.ch
(Traducción: Patricia Islas Züttel)

Datos clave

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está trabajando en una resolución de condena a las acciones del gobierno de Pyongyang.

Molestas por la actitud nordcoreana, Rusia y China -esta última, la principal aliada de Corea del Norte-, se han declarado a favor de votar una nueva resolución.

Fin del recuadro

Suiza y Corea del Norte

Suiza, junto con Suecia, es miembro de una comisión supervisora del cumplimiento del armisticio entre dos Coreas.

En la década pasada, ante la situación de miseria y hambre, Suiza fue uno de los primeros en ofrecer ayuda humanitaria a esa zona, lo que se convirtió en su compromiso humanitario de largo alcance a través de un programa de desarrollo, dirigido por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

La mayor parte del programa se dedica a los esfuerzos en el ámbito agrícola, pero también apunta a la integración de Corea del Norte en la comunidad internacional.

Esta tarea ha sido muy criticada por el Legislativo helvético y se planea que concluya en 2011.

El tercer hijo de Kim Jong-il, presidente de Corea del Norte desde 1994, es Kim Jong-un, quien visitó en su adolescencia una escuela cerca de Berna. Se presume que pueda suceder a su padre en el poder de ese país comunista.

Fin del recuadro

Victor Mauer

Victor Mauer es el director adjunto y jefe de investigación en el Centro para Estudios de Seguridad de Zúrich.

Estudió Ciencias Políticas, Historia, Derecho y Relaciones Internacionales en las Universidades de Bonn, Oxford y Cambridge.

Sus áreas de maestría incluyen la seguridad y la integración europea, las relaciones de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la política exterior alemana y la Guerra Fría.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×