Navigation

Skiplink navigation

Equipo humanitario suizo se dirige a las Bahamas

En Abaco, hasta el 90% de los hogares y la infraestructura fueron dañados o completamente destruidos. Copyright 2019 The Associated Press. All Rights Reserved.

Suiza envió a las Bahamas a cinco especialistas en ayuda humanitaria, así como suministros de socorro, para ayudar a hacer frente a las consecuencias del ciclón Dorian. 

Este contenido fue publicado el 13 septiembre 2019 - 09:40
swissinfo.ch/ac

El equipo partió este viernes y los suministros de emergencia -incluido un sistema de purificación de agua- llegaron un día antes al país insular. El equipo, que forma parte del Grupo de Ayuda Humanitaria de la Confederación, está formado por especialistas en agua e higiene, logística, refugios de emergencia y gestión de residuos. 

Los expertos suizos se encargarán de la entrega y puesta en marcha del módulo de agua potable y de la formación de las autoridades locales para su uso óptimo. También evaluarán la situación sobre el terreno y la necesidad de más apoyo.

El sistema de purificación de agua, que pesa alrededor de una tonelada proporcionará agua potable limpia para hasta 10 000 personas al día. Es probable que se establezca en Marsh Harbour, la capital de la isla de Abaco. 

La semana pasada, la Ayuda Humanitaria de la Confederación asignó 300 000 francos a las operaciones de socorro en casos de emergencia de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR), así como 200 000 francos al Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Hasta la fecha, el huracán Dorian se ha cobrado al menos 50 vidas. Sin embargo, más de 2 500 personas siguen desaparecidas en las islas más gravemente afectadas, Abaco y Gran Bahama. Un total de 68 000 personas viven en estas dos islas.

De una población total de alrededor de 355 000 habitantes en las Bahamas, 70 000 dependen de la ayuda. Faltan alimentos, agua potable y refugio de emergencia. En Abaco, hasta el 90% de los hogares y la infraestructura fueron dañados o completamente destruidos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo