Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Crecen los temores ante la resistencia al Tamiflu

Trabajadores de la fábrica de Roche preparan envases de Tamiflu.

(Keystone)

El fármaco antiviral Tamiflu tiene que ser usado con cuidado para evitar que se desarrolle la nueva cepa de gripe porcina, según advierte un experto en enfermedades infecciosas.

El medicamento creado por la firma farmacéutica suiza Roche es una de las defensas principales frente a una pandemia.

Los especialistas siguen contemplando cuidadosamente el brote de gripe que comenzó en México.

El nuevo brote de virus H1N1 ya parece haberse cobrado la vida de 152 personas en ese país, además de haberse detectado más casos en los Estados Unidos, Canadá, España, Gran Bretaña, Israel y Nueva Zelanda.

El lunes (27.04.) la Oficina Federal de Salud (OFSP) confirmó que cinco ciudadanos suizos que habían justo regresado de México padecían síntomas de la gripe porcina y visitaron a sus médicos como medida de precaución.

Inicialmente el virus se contagiaba de los cerdos a los humanos, pero a diferencia de la gripe aviar que surgió en Asia, el último brote se puede transmitir entre personas. Un fenómeno que hace más complicado contener la expansión de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) subió el nivel de alerta hasta la fase 4 este lunes, aunque dejó de hablar de pandemia pero destacando que el virus se ha convertido cada vez más experto a la hora de propagarse entre seres humanos.

Pietro Vernazza, director del Departamento de Enfermedades Infecciosas en el hospital de San Gall, dijo que tanto Tamiflu como Relenza son herramientas esenciales para combatir una posible pandemia. La OMS y varios países han hecho un importante acopio de ambos fármacos.

"Tamiflu y Relenza son muy importantes pero se deben usar con mucho cuidado", explica Vernazza a swissinfo.

"El temor es que si las usamos de forma inapropiada se puede crear un mayor riesgo de resistencia que se desarrolle muy rápidamente. Si conseguimos impedir el desarrollo de la resistencia, estos fármacos salvarán vidas".

Avisos previos

Vernazza expresó que el medicamento no debe ser usado como un fármaco preventivo para el conjunto de la población, sino ser administrado en las 12 primeras horas al paciente que muestra síntomas de gripe porcina. Si se inicia el tratamiento demasiado tarde el medicamento vería reducida su efectividad y aumentaría las opciones de resistencia.

Esta no es la primera vez que se han desatado temores respecto a la resistencia a Tamiflu. En 2006 los investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich advirtieron de los peligros de usar el fármaco como preventivo.

También en 2006, cuando se expandió con fuerza la fiebre aviar, Roche se vio forzada a reconocer que algunos de los virus ya mostraban signos de resistencia ante el Tamiflu.

A pesar de lo dicho y en medio de las caídas generalizadas de las bolsas, la farmacéutica suiza Roche cerró ayer con una subida del 3,51%.

Vernazza indicó que el virus de la gripe aviar era diez veces más mortal que el de la gripe porcina, que parece tener una tasa de mortalidad cercana al 5% entre adultos jóvenes y sanos. Aunque con este último virus se produce una mayor posibilidad de propagación, ya que se puede contagiar entre seres humanos.

Otro problema con la gripe porcina es que resulta muy difícil de detectar ya que el virus parece como el de la gripe normal. Además, la gente es más contagiosa el día anterior a mostrar síntomas, lo que lo hace casi imposible de contener, según Vernazza.

Escuelas cerradas

La única manera de detener la expansión de los contagios es la de impedir que la gente se junte, señaló. "Habría que cerrar escuelas, museos y teatros, cualquier lugar donde se reúna la gente para reducir las posibilidades de propagación".

"Los modelos matemáticos han mostrado que si se limitan estos encuentros se puede frenar la expansión de la enfermedad enormemente."

Vernazza comparó este último virus con la gripe española, que mató a cerca de 50 millones de personas en 1918. Sin embargo son dos épocas muy diferentes.

"Era una era completamente diferente, no se era consciente de la situación, no se podía detectar el virus, ocurrió justo tras la Primera Guerra Mundial y no existían fármacos para combatir la infección", concluyó.

swissinfo, Matthew Allen
(Traducción: Iván Turmo)

Tamiflu

Roche explicó el lunes que la capacidad de producción de Tamiflu es de 400 millones de tratamientos al año.

La compañía ha donado dos millones de dosis a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y tiene preparados otros tres millones adicionales por si fueran necesarias.

Los gobiernos mundiales cuentan ya con un importante acopio de estos dos medicamentos, que alcanza los 220 millones de tratamientos.

En España, la provisión de dosis de la que dispone el Ministerio de Sanidad alcanza los diez millones de tratamientos.

Suiza dispone de reservas de Tamiflu para un 25% de la población (cerca de dos millones de personas).

Fin del recuadro

Pandemia

Definición de pandemia: Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países o que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región.

Se están analizando veinte casos sospechosos en España y una quincena en Gran Bretaña. También hay enfermos en observación en Irlanda, Italia, Bélgica, Suiza, Dinamarca, Suecia, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Israel, Brasil, Chile, Colombia y Perú.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×