Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Sophie Taeuber-Arp De la oscuridad al billete de 50 francos

Sophie Taeuber-Arp entre el artista Alberto Giacometti (100 francos) y el compositor Arthur Honneger (20 francos).

Sophie Taeuber-Arp entre el artista Alberto Giacometti (100 francos) y el compositor Arthur Honneger (20 francos).

(AFP)

En el billete de 50 francos suizos vemos el retrato de la artista suiza Sophie Taeuber-Arp. Ignorada durante mucho tiempo, esta pionera del modernismo es ahora objeto de una gran retrospectiva. Muchos, sin embargo, son incapaces de poner nombre al rostro en el billete verde.

Nada resume mejor este desconocimiento que el informe policial que certificaba la muerte de Sophie Taeuber-Arp en 1943 como consecuencia de una intoxicación accidental por monóxido de carbono. La ficha de policía la describía como “ama de casa”.

Además de esposa del artista Jean (Hans) Arp, Taeuber-Arp fue pintora, escultora, diseñadora y bailarina. Sophie tenía un ojo magistral para la forma, el color y los materiales que sabía combinar de tal manera que hasta hoy su obra nos parece fresca y vibrante.

Esta modernidad se manifiesta en la mayor exposiciónEnlace externo que se ha consagrado hasta ahora a su obra. Más de 300 piezas que incluyen textiles, muebles elegantes y atrevidas formas geométricas que pueden visitarse en la Aargauer Kunsthaus. La muestra la presenta como “una de las artistas suizas más relevantes del siglo XX”.

Pero, tal como demuestra este reciente reportaje de la televisión suiza, sigue siendo un enigma para el público helvético, a pesar de que figura en un billete bancario desde hace más de 20 años.

Thomas Schmutz, comisario de la muestra ‘Hoy es mañana’, inaugurada a finales de agosto, tiene algunas teorías sobre esta falta de notoriedad.

“Una razón es que en esa época, en los años 20 y 30, si uno quería convertirse en un artista reconocido era muy importante hacer una obra maestra; por ejemplo un óleo sobre tela. Pero cuando uno trabaja el diseño de interiores, o prendas de vestir, no obtiene reconocimiento inmediatamente”, explica Schmutz a swissinfo.ch.

Imagen

Por ejemplo, las marionetas radicales que creó para un teatro, hechas a partir de formas geométricas y con las costuras expuestas, fueron muy poco apreciadas en su momento. “Pero hoy se consideran obras sobresalientes”.

Otra razón que explica su falta de notoriedad es que Sophie Taeuber-Arp vivió a la sombra de su esposo, Jean Arp, cofundador del dadaísmo y pionero del arte abstracto. Y él tampoco se ocupó de apoyar debidamente el legado de Sophie tras su muerte.

“La muerte de su esposa fue muy dolorosa para Jean Arp. Por ello exageró un poco haciéndola pasar por una soñadora, que todo lo hacía intuitivamente”, afirma Schmutz. Lo cierto es que Sophie tuvo la capacidad de hacer lo correcto en el momento indicado, y con altos niveles de calidad. Además, mantuvo a la pareja económicamente a flote.

De Appenzell al Dadaísmo

Nacida en 1889, Taeuber-Arp creció en Trogen, en el cantón de Appenzell, en la Suiza central. Un entorno propicio a la independencia y los intereses culturales.

Tras terminar los estudios textiles y de arte en San Gall y Alemania, se instaló en Zúrich, donde enseñaría diseño textil en la Escuela de Artes y Oficios.

En 1922, Sophie se casó con Jean Arp, oriundo de Estrasburgo y quien la iniciaría en el dadaísmo. Este movimiento artístico llevaba las fronteras del arte al límite desde el mítico Cabaret Voltaire de Zúrich.La misma Sophie Taeuber-Arp llegó a presentarse como bailarina en el Cabaret Voltaire, e incluso diseñó una serie de ‘figuras dadá’ abstractas. Esculturas de madera puestas sobre pedestales. Sin embargo, estaba obligada a mantener en secreto su conexión con este movimiento artístico, considerado rebelde, para poder conservar su puesto de trabajo.

En 1929, el matrimonio se mudó a París, lo que permitió a Sophie concentrarse en su trabajo artístico. Entre las piezas presentadas en la exposición actual destacan muebles en madera de bellas proporciones que fueron realizados durante este periodo.

Sin embargo, cuando los nazis ocuparon la capital francesa en 1940, la pareja se vio obligada a huir. Llegaron a Suiza pasando por el sur de Francia. Sophie Taeuber-Arp murió poco después de su retorno a Suiza, en 1943. Tenía apenas 54 años.

Retrospectiva en el MoMa

Tras varias décadas de relativa oscuridad, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (el influyente MoMA) consagró una importante retrospectivaEnlace externo en 1981 a la obra de Sophie Taeuber-Arp. Esta muestra volvió a colocar a la artista suiza en el mercado mundial del arte.

El MoMA tiene en su haber ocho obras de Taeuber-Arp. El museo neoyorquino es, junto al Centro PompidouEnlace externo de París, la más prestigiosa institución que cuenta con piezas de Sophie Taeuber-Arp en sus colecciones permanentes.

La Aargauer Kunsthaus expone igualmente obras que son propiedad de pinacotecas extranjeras. La galería de arte de la Universidad de Yale, por ejemplo, le cedió ‘Turned Wood Sculpture’ de 1937. La institución americana es otra de las que cuentan con piezas de Sophie Taeuber-Arp en sus fondos.

Pamela Franks, curadora de arte moderno y contemporáneo de la galería de la Universidad de Yale, explica que la obra “posee una poderosa presencia escultural” y representa una parte importante de la reconocida colección de arte moderno Societé Anonyme. “Jean Arp la donó en 1950 en memoria de su esposa fallecida, dado que había quedado muy impresionado con la calidad de nuestra colección, cuando tuvo ocasión de visitarla un año antes”.

…y otros lugares de Europa

Otros museos internacionales presentan obras individuales y relacionadas con otros movimientos artísticos en la Europa de su tiempo. Por ejemplo, el Kröller-Müller MuseumEnlace externo de Otterlo, en Holanda, posee el relieve blanco ‘Sombrillas’, de 1938, que no se presenta en la actual muestra suiza. Este museo holandés alberga igualmente la segunda mayor colección de pinturas de Van Gogh.

“Esta obra es un buen ejemplo del estilo más libre y expresivo que Taeuber-Arp desarrolla a partir de 1938”, explica Lisette Pelsers, directora del Museo Kröller-Müller. “Además, la relación cercana que tuvo con artistas como Theo van Doesburg y, por supuesto, con Jean Arp, son de gran importancia para nuestro museo”.

Van Doesburg fue el fundador de la asociación de artistas Abstracción-Creación, basada en Paris, y de la que Sophie Taeuber-Arp fue miembro. Juntos diseñaron la decoración del Café Aubette, en Estrasburgo, también conocido como ‘la Capilla Sixtina del Arte Abstracto’. Este encargo permitió a los Arp instalarse posteriormente cerca de París.

Taeuber-Arp fue también una de las ocho artistas en el epicentro de la exposición de 2012 ‘Mujeres de VanguardiaEnlace externo’, organizada por el Museo de Arte Moderno de LuisianaEnlace externo en Dinamarca. Esta institución posee ‘Equilibrio’ (1932), una “obra significativa que es parte integrante de la colección de Arte Concreto y Constructivista del museo”, según la curadora y directora de la colección Kirsten Degel.

En su opinión, Taeuber-Arp puede ser vista, “como una figura central entre los movimientos artísticos del Bauhaus, que combinaron bellas artes, artesanías, la abstracción del Stijl y Abstracción–Creación”.

Y volviendo a Suiza, cabe recordar que, junto con Alberto Giacometti en los billetes de 100 francos suizos, y Le Corbusier en los de 10, Sophie Taeuber-Arp está en una excelente compañía artística.


Traducción del inglés: Rodrigo Carrizo Couto, swissinfo.ch

×