Navigation

Skiplink navigation

Suiza baila Salsa

Espectáculos como el de 'Lady Salsa' aumentan la popularidad del baile caribeño en Suiza. Keystone

El popular baile del Caribe contagia a las jóvenes generaciones del Viejo Mundo.

Este contenido fue publicado el 25 febrero 2005 - 14:21

Estalla la alegría desenfadada de los ritmos tropicales, un fenómeno que desde hace algunos años se propaga por discotecas y salas de baile de muchos cantones suizos.

Se dice que "Salsa" es una palabra mágica. Ella significa pasión, ritmo, calor, pero también crítica política, vanguardia, comunión de culturas y de lenguajes.

La Salsa se baila en todo el mundo, incluida Suiza. El pequeño cantón helvético Tesino no desmiente su componente latino y, por ende, practica esta danza.

¿A qué se debe el éxito fenomenal de la Salsa en las discotecas europeas?.

Luca Sciarini, periodista deportivo del "Corriere del Ticino" y maestro de bailes del Caribe responde a la pregunta de swissinfo:

"Creo que el éxito de la Salsa se debe a que la gente siente ahora la necesidad de volver a comunicar, sobre todo a nivel del cuerpo, después de años en los que el baile de pareja dejó de practicarse y dio ventaja a esos bailes de dicoteca en los que cada quien iba por su lado, u otros más recientes, como la 'line dance’".

Efectivamente, las escuelas de baile centroamericano y del Caribe despuntan como hongos en Suiza, Alemania, Italia, Dinamarca y en otros países europeos; pero también más allá del Viejo Continente.

La alegría latinoamericana ha invadido las frías noches del norte del planeta, ya ha contagiado con su calor a millares de entusiasmados jóvenes y menos jóvenes, enloqueciéndolos con el ritmo endiablado de la Salsa.

Nos encontramos frente a un fenómeno global: no se trata de algo peregrino si encendiendo la radio en Berna, en La Habana, en Tokio o en Estocolmo, tenemos la impresión de caer dentro de una película mexicana de los años cuarentas, con las actuaciones del "rey del mambo" Pérez Prado, o Machito o Tito Puente.

Pero ésos son sólo los antecedentes de la Salsa, cuyo nombre fué acuñado en Nueva York no antes de los años setentas, si bien el baile ya existiera desde antes.

¿Quién inventó la Salsa?

¿Los cubanos?, ¿los puertoriqueños?. La Salsa es un destilado de varios bailes centroamericanos, en particular es heredera del Mambo, pues ambos tienen 6 puntos bailables en 8 tiempos, aunque la Salsa es más dinámica por el hecho de incluir algunos giros y vueltas de pareja que la emparentan, esta vez, con el Rock and Roll.

La Salsa es una metáfora del "melting- pot" neoyorquino: no tiene un único origen sino que, como indica su nombre, la componen muchos elementos. Es un fenómeno de sincretismo entre Rumba, Son, Guaracha, Cumbia, Mambo, Chachachá, y otros.

La Salsa une, no divide

¿Qué significado puede tener el hecho de que la Salsa se baile en tantos países del mundo?.

Luca Sciarini nos confía: "Yo espero que la Salsa llegue a unir a la gente, no que la divida como he visto en Miami hace dos años durante un concierto de los "Vandana".

Este grupo vive en Cuba y está a favor de Fidel Castro, a diferencia de otros grupos salseros que están formados por exiliados anticastristas.

Fué terrible: una especie de guerrilla urbana en acción, con dos grupos contrarios que se apaleaban en ocasión de un concierto. Una cosa muy triste...."

El juego de la seducción

Para el maestro salsero Sciarini, nacido en el Tesino, la Salsa resulta "también un espectáculo de lo que es el juego de la seducción, según indican los nombres de las figuras del baile: "díle que no", "quiero tu mano", etc.

Es como poner en escena un diálogo entre dos enamorados, un lenguaje del cuerpo".

"Pero bueno", replica swissinfo, "ese aspecto está mucho menos considerado en países que se alejan del Caribe..."

"Sí", asiente Luca Sciarini, "cuando en Europa nosotros bailamos, no tenemos ese diálogo explícito con nuestra pareja.

Aquí tal parece que el baile se convierte en una expresión de quien quiere exhibirse, una ostentación de la propia capacidad.

No va uno a ver qué hay detrás de la danza, es decir una cultura, un modo de ser, de relacionarse; una capacidad de olvidar otras cuestiones, al menos momentáneamente. La Salsa también es una experiencia de grupo, y otras mil cosas".

En fin, parece que practicarla es una buena escuela en varios sentidos, y que nos enseña por lo menos a imitar a cubanos, puertoriqueños, y centroamericanos en general en una cosa: a no dejarnos sumergir por los problemas, y mientras pensamos en la manera de resolverlos, ponernos a bailar como ellos. Porque la Salsa fabrica alegría.

swissinfo, Lupita Avilés, Lugano

Datos clave

- Los antepasados de la Salsa son: 1) La Contradanza, baile folklórico cubano de origen mixto (música francesa e inglesa y rumbas africanas), llamada sucesivamente Danzón; 2) El Son (a su vez mezcla de trovas españolas y ritmos africanos).

- El movimiento salsero comenzó en 1970 en Nueva York, donde músicos hispanoamericanos como Willy Colón, Roy Barretto, Boby Cruz y el negrito Ismael Rivera fundieron varios ritmos afrocaribeños en uno sólo: la Salsa.

End of insertion

Contexto

La Salsa se ha convertido en el baile de pareja màs popular del mundo. Países muy diferentes comparten la fiebre del baile del Caribe. En una cosa está todo el mundo de acuerdo: en bailar la Salsa.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo