Navigation

Suiza-Estados Unidos: los cambios en cuatro años

El Empire State Building lució de rojo y blanco cuando Suiza entró en la ONU, en 2002. Keystone

En los cuatro años de gobierno del presidente Bush, Suiza y Estados Unidos cerraron el expediente de los fondos judíos y fortalecieron sus lazos, sobre todo en la lucha contra el terrorismo.

Este contenido fue publicado el 19 octubre 2004 - 09:40

Sin embargo, se multiplicaron las molestias administrativas, tanto para los turistas como para la industria suiza de exportación.

En octubre, un joven estudiante suizo de origen etíope quería ir a Estados Unidos en el marco de un proyecto de intercambio de estudiantes pero tuvo que quedarse en casa porque su nombre figura en una lista de personas indeseables. Probablemente se trata de un error de homonimia, pero las autoridades norteamericanas se han mantenido en su decisión.

Entradas restringidas

Durante estos últimos 4 años la administración de George Bush ha trabajado duro para reforzar las medidas de seguridad destinadas a proteger al país de nuevos atentados.

Desde finales de septiembre cada suizo que entra a los Estados Unidos debe dejar sus huellas digitales y hacerse fotografiar. Ahora bien, desde enero ésta era una exigencia para todos aquellos que entraban a Estados Unidos proovistos de un visado. Para secundar tantas exigencias de Estados Unidos Suiza decidió después introducir, aunque por el momento a título experimental, el pasaporte con informaciones biométricas.

El viacrucis del visado

En los últimos años obtener un visado de los Estados Unidos se ha hecho más difícil y complicado. “Tres personas a quienes había invitado a venir a Estados Unidos a participar en una discusión declinaron la invitación porque no querían responder a tantas preguntas personales formuladas por las autoridades de Estados Unidos a quienes piden un visado”, afirma Katharina Vogeli, directora de ‘Swiss foundation for world affairs’.

Este instituto, con sede en Washington, es en gran parte financiado por el sector privado. En los últimos 4 años ha organizado en la capital de Estados Unidos encuentros y conferencias para promover intercambio de ideas y puntos de vista entre Suiza y Estados Unidos.

Lucha contra el terrorismo

Las divergencias de opinión no han impedido la consolidación de los vínculos entre los dos países, sobre todo en el ámbito de la lucha contra el terrorismo. Suiza ha colaborado activamente en las investigaciones contra el terrorismo y ha contribuido en la detención de personas sospechosas de haber participado en atentados. Basta pensar en el caso de los teléfonos de Swisscom interceptados por los investigadores y que condujeron a la detención, en Pakistán, de Khalid Shaikh Mohammed, acusado de estar involucrado en los atentados del 11 de septiembre.

Entre ambos países se ha establecido un 'Acuerdo Operativo de Trabajo', (Operative Working Arrangement) que ha permitido una colaboración más estrecha entre investigadores suizos y estadounidenses. Una colaboración destinada a prolongarse después del 2 de noviembre, independientemente de quién ocupará la Casa Blanca.

El 10 de septiembre de 2002, Suiza ingresó a las Naciones Unidas y durante el caso de la crisis iraquí Berna ha reafirmado la necesidad de respetar el derecho internacional. Frente al maltrato de los prisioneros en la cárcel iraquí de Abu Grahib, exigió a las autoridades de Estados Unidos la mayor claridad..

Las importaciones más difíciles

En lo relativo a la economía, también se han hecho más difíciles y más sujetas a la aburocracia las importaciones de mercancías de Suiza. Los norteamericanos han intensificado los controles aduaneros para evitar que lleguen mercancías sospechosas a su territorio. Cada producto importado debe respetar directivas muy severas y precisas.

Concluído el problema de los fondos judíos

En los últimos 4 años la embajada suiza en Washington ha trabajado intensamente para curar la cicatriz del caso de los fondos judíos. La embajada, y también la organización 'Presencia suiza', han realizado muchos proyectos. Entre otros, han invitado a Suiza a representantes de los medios de información y del mundo científico y político, para que conozcan mejor a Suiza. Además, se ha creado una línea de comunicación directa entre un grupo de parlamentarios suizos y estadounidenses.

"Quería organizar un encuentro entre los dos grupos parlamentarios para discutir sobre los problemas que existen entre los dos países. La reunión no se ha llevado a cabo. Los parlamentarios norteamericanos no veían la necesidad porque, en su opinión, los lazos son óptimos", precisa a Swissinfo la Señora Vogeli.

En el campo de la cultura, en New York, 'Swisspeaks' hace conocer la creatividad helvética al público de Estados Unidos. En Boston se ha inagurado la 'Swisshouse' y en San Francisco la 'Swissnex'. Las dos instituciones, en parte financiadas por el sector privado, sirven de puente entre el mundo científico, cultural y económico de Suiza y de Estados Unidos.

Anna Luisa Ferro Mäder
(Traducción, Jaime Ortega)

Datos clave

70.994 suizos residían en Estados Unidos en 2003.
El valor de las exportaciones suizas hacia Estados Unidos descendió de 17.400 millones de francos suizos en el 2000, a 14.600 millones en el 2003.
Las importaciones estadounidenses de Suiza bajaron de 10.200 millones de francos suizos en el 2000, a 6.600 millones en el 2003.

End of insertion

Contexto

Suiza se ha mostrado muy disponible en la lucha contra el terrorismo.
Los crecientes controles del ingreso de personas y mercancías en Estados Unidos han suscitado malhumor en Suiza. Sin embargo, la cooperación entre ambos países está llamada a continuar independientemente del resultado de las elecciones estadounidenses.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.