Navigation

Skiplink navigation

Teatro Cirque franco-suizo triunfa en Chile

"La sonrisa en la escalera", obra circense dirigida por Ueli Hirzel. N. Muñoz

La adaptación del cuento de Henry Miller "La sonrisa al pie de la escalera" obtiene eco favorable en el Puerto de Valparaiso.

Este contenido fue publicado el 17 febrero 2005 - 07:57

La presencia de la compañía cuenta con el apoyo Pro Helvetia y el auspicio de las embajadas de Francia y Suiza y del Consejo Nacional de Cultura de Chile.

El director y productor, Ueli Hirzel, se muestra satisfecho de las presentaciones en este país de la adaptación del cuento de Henry Miller "La sonrisa al pie de la escalera", que se iniciaron en octubre y que culminarán en estos días en el puerto de Valparaíso.

Hirzel, de 55 años y procedente de Zurich, es el dueño de la empresa dedicada a la producción de eventos teatrales, con la cual ya ha recorrido alrededor de 50 países, Canadá, Australia y Europa, además de América Latina, presentando diversas obras.

Con un cierto dominio del español, aprendido en las calles del país y bajo la carpa, este director recibió a swissinfo para dar a conocer su experiencia en el país.

"El arte del circo existe desde hace ya mucho tiempo, siempre ha estado cambiando de rutinas y vestimentas, pero la esencia es la misma: es la entrega de una sonrisa al mundo", señala.

"En todo mis montajes deseo que mi trabajo entregue un poco de vida, un poco de realidad, de lo que ocurre en estos momentos en el mundo. El circo es un arte vivo que pretende mostrar la vida del arte y la imaginación, es la diferencia con el cine y la TV, donde todo puede ser ficción", añade.

"El circo es un arte vivo donde los actores y el público comparten algo de la vida real, donde los sentimientos y las emociones se encuentran, donde el público asiste a momentos de emoción, a una pausa de sus vidas", concluye.

Su espectáculo está compuesto principalmente por jóvenes actores suizos, norteamericanos, mexicanos y franceses, siendo ésta la tercera vez que se presenta en el país, en una gira que ha durado dos meses por el norte y centro de Chile.

Integración social

Durante sus presentaciones ha llamado la atención una especial forma de entregar su arte con la realización de talleres para jóvenes de ambos sexos que sobre el difícil arte del teatro circo.

En esta modalidad de enseñanza–aprendizaje, el equipo del teatro circo entrega sus conocimientos en gestión y producción cultural, además de malabarismo, cuerda floja y música, a participantes venidos principalmente de sectores modestos.

Con esta experiencia el equipo pretende profundizar el conocimiento de esta expresión artística legendaria, dejando las semillas de las cuales brotarán nuevos exponentes de un circo que no debe morir.

En sus presentaciones, el idioma no ha sido un obstáculo para establecer una buena comunicación entre la gestualidad de sus actores, el contenido de la obra y el público.

Todo el elenco ha quedado sorprendido por la intensa actividad cultural y la presentación de teatros en el ámbito nacional e internacional que se presentan en el país, y sus actores y director en especial creen que han aportado un granito de arena a la cultura local.

La obra

El cuento de Henry Miller "La sonrisa al pie de la escalera", publicado en 1948, evoca el destino del payaso Agustín, reconocido artista de la pista de las estrellas que desea regalar al público una alegría perdurable. Ante su fracaso, Agustín decide cambiar de vida y ser una persona anónima, pero tampoco encuentra la felicidad.

A juicio de Hirzel, esta historia permite mantener la tradición milenaria, en la que se conjugan música, danza, colores y magia, en un marco perfecto para encontrar la alegría al existir, para dar paso a la risa y disfrutar de la acrobacia y la ilusión..

Por eso afirma que con sus presentaciones han entregado algo más que un espectáculo. "Pensamos que todos nosotros llevamos en nuestro interior un payaso y es importante que podamos reconocerlo; la risa nos entrega la alegría para poder expresarnos con nuestras emociones, especialmente en el mundo actual", afirma.

"Ha sido una experiencia maravillosa, especialmente cuando pudimos trabajar con una gran actriz chilena, como lo es Maria Izquierdo, quien realiza la adaptación en castellano, uniendo dos formas de expresión, el circo y el teatro", concluye el gestor de esta idea.


Nelson Muñoz Mera, Santiago de Chile

Datos clave

Pro Helvetia contribuyó con 30.000 euros a la gira de Teatro Cirque.

La compañía ha presentado su espectáculo en el norte y centro de Chile.

Teatro Cirque está dirigido por el zuriqués Ueli Hirzel.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo