Navigation

Visita del Dalai Lama a Suiza

Una imagen del Dalai Lama rezando por las víctimas del tsunami. Keystone

El Dalai Lama llega a Suiza esta semana. Durante su estancia se reunirá con el ministro del Interior, Pascal Couchepin, en un encuentro que Pekín reprueba.

Este contenido fue publicado el 02 agosto 2005 - 12:49

La embajada de China en Berna dijo a swissinfo que el líder espiritual tibetano se dedica a "actividades antichinas" bajo "el manto de la religión".

Durante ocho días el Dalai Lama realizará un curso sobre budismo y el 4 de agosto próximo se encontrará en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich con el ministro del Interior suizo, Pascal Couchepin.

"El Dalai Lama no es únicamente una figura religiosa sino también un exiliado político dedicado, desde hace tiempo, a actividades secesionistas que minan la unidad nacional bajo el manto de la religión", indica la representación diplomática china en Berna.

"El gobierno chino se opone firmemente a cualquier actividad separatista promovida por el Dalai Lama o por sus seguidores, y a cualquier invitación o encuentro de él con representantes oficiales de cualquier país."

Tema espinoso

El Ministerio del Interior defiende la planeada reunión entre su representante y el Dalai Lama al recordar que los otrora ministros suizos René Felber, Flavio Cotti y Ruth Dreifuss se encontraron con él en 1991, 1995 y 2001 respectivamente.

"Suiza considera al Dalai Lama como el líder espiritual de la comunidad budista tibetana", indica la portavoz del ministerio del Interior, Katja Zürcher y bajo ese papel del representante religioso se realizará el encuentro con Couchepin.

Zürcher confirmó que las autoridades chinas han comunicado su posición al gobierno suizo con respecto al encuentro entre ambas personalidades. "Las autoridades suizas mantienen un contacto regular con sus contrapartes chinas para explicar nuestra posición."

Ésta no es la primera vez que Berna disgusta a Pekín en el espinoso tema del Tíbet. En 1999, el presidente chino, durante su visita a Berna, llamó la atención de Ruth Dreifuss -en ese tiempo su homóloga suiza-, ante la realización de una manifestación protibetana frente al Palacio Federal helvético.

Por su parte, Pascal Couchepin fue el primer ministro suizo en visitar el Tíbet en octubre del año pasado. Durante su paso por ese territorio exhortó a las autoridades chinas a respetar los derechos de los tibetanos.

Actividades del Dalai Lama

El Dalai Lama huyó del Tíbet en 1959 a la llegada de las tropas chinas a esa región y recibió 30 años después el Premio Nobel de la Paz por su lucha no violenta contra la ocupación china.

El máximo representante espiritual budista encabezará un curso religioso del 5 al 12 de agosto en el estadio de Zúrich.

Se espera su participación en un simposio de neurociencia que se realizará en la Universidad de esa ciudad y en otro sobre 'El miedo y la ansiedad’ en la Escuela Politécnica de Zúrich.

También participará en un encuentro interreligioso en la ciudad de Einsiedeln.

swissinfo, Matthew Allen
Traducido por Patricia Islas

Datos clave

Del 5 al 12 de agosto el Dalai Lama realizará un curso sobre budismo en el estadio zuriqués Hallenstadion. Se basará en dos de sus textos considerados entre los más importantes dentro de la filosofía y la práctica budista.

El Dalai Lama se dirigirá a los participantes en tibetano. La traducción simultánea se ofrecerá en español, inglés y los idiomas locales: alemán, francés e italiano.

La recaudación del curso se dirigirá a obras de beneficencia.

El 4 de agosto se reunirá con el ministro del Interior, Pascal Couchepin, en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

End of insertion

Contexto

Suiza es sede de la tercera comunidad tibetana en importancia por el número de sus miembros en el mundo con 3.000 adeptos.

El Dalai Lama nació en 1935 en el poblado de Taktser, en el noreste del Tíbet, bajo el nombre de Lhamo Dhondrub.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo