Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer pasa al lado de un tributo en el exterior de una mezquita de Finsbury Park, en el norte de Londres, el 19 de junio de 2017, cerca de donde un vehículo atropelló a varias personas la noche anterior

(afp_tickers)

El grito "¡Quiero matar a todos los musulmanes!" siguió a una escena desgraciadamente familiar en Londres: la de un grupo de personas atropelladas, muertas y heridas.

Un hombre atropelló a unos fieles que acababan de salir de una mezquita de Londres y que se habían parado para ayudar a un anciano desmayado.

Se trata de la tercera vez en menos de tres meses que algo similar ocurre en Londres.

Los hechos ocurrieron cerca de la mezquita de Finsbury Park, en el norte de la capital británica, después de las plegarias de la noche.

"Giró a la izquierda en el callejón y condujo contra la gente", dijo a la AFP el testigo Abdiqadir Warra.

"A algunos los arrastró unos metros. Había un hombre en la furgoneta, lo vi con mis ojos, y luego estaba el anciano en el suelo, había heridos, algunos graves".

Los presentes sacaron al agresor de la furgoneta y lo echaron al suelo mientras esperaban a que llegara la policía.

"El hombre trató de escapar, pero lo atraparon", explicó Warra.

Otro testigo, Khalid Amin, dijo a la BBC que la furgoneta giró a la izquierda "de repente, sin indicarlo, y se puso a atropellar a la gente".

Un hombre quedó atrapado bajo el vehículo.

Amin contó que cuando la gente redujo al conductor, éste gritaba "'¡Todos los musulmanes, quiero matar a todos los musulmanes!' Literalmente dijo eso, palabra por palabra".

La policía confirmó la detención de un hombre y alabó la contención de la gente que lo redujo y explicó que no hay indicios de que tuviera cómplices.

- "Es un atentado terrorista" -

Otro testigo, que se identificó como Athman, narró a la AFP: "La gente gritaba '¡es un atentado terrorista, es un atentado, este tipo nos ha atacado!' Volví y traté de ayudar a la gente que estaba viva, dando agua, ayudando a la policía".

"Cuando estaba con la policía, (el sospechoso) hacía el signo de la victoria, estaba muy contento", explicó. "Eligió el momento, eligió el lugar y eligió su blanco", estimó.

Mohammed Kozbar, presidente de la mezquita Finsbury Park, pidió al gobierno de la primera ministra británica, Theresa May, que tome medidas.

Es el tercer atentado en Londres en tres meses y el cuarto en el Reino Unido, contando el de Mánchester.

"La gente ahora tiene dudas de si Londres es un lugar seguro después de todos estos atentados y queremos asegurarles que están seguros, por eso queremos trabajar con la policía", explicó Kozbar.

"La gente se siente insegura por los atentados terroristas de Londres, Mánchester, el incremento de la islamofobia, los delitos de odio", añadió. "Es muy preocupante para la comunidad musulmana", señaló.

Este lunes por la mañana, aparecieron varios ramos de flores fuera de la mezquita, y cristianos y judíos expresaron su solidaridad con los musulmanes, en un barrio de Islington con mucha mezcla cultural.

"Vinimos con un equipo completo para expresar nuestro apoyo a la comunidad musulmana", explicó a la AFP Eli Feld, de 29 años, miembro de Shomrim, un grupo judío de vigilancia civil del norte de Londres.

"Nunca pensamos que una cosa así pudiera ocurrir en nuestra zona", añadió.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP