Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El clérigo opositor Fethullah Gülen posa en su domicilio en Saylorsburg, Pensilvania, Estados Unidos, el 18 de julio de 2016

(afp_tickers)

Desde su exilio en Estados Unidos, el predicador musulmán Fethullah Gülen niega haber fomentado el fallido golpe de Estado en Turquía. ¿Forman sus seguidores un "Estado paralelo" como insiste el presidente, Recep Tayyip Erdogan, o simplemente son chivos expiatorios?

¿Qué es el gulenismo?

Es una tendencia, más que una organización centralizada. Exiliado en Estados Unidos desde 1999, cuando fue objeto de una investigación en Turquía, su líder, Fethullah Gülen, nunca dio un nombre oficial al movimiento.

A favor de un islam abierto y tolerante, sus miembros hablan de 'Hizmet', 'el servicio', al servicio del bien común. Su objetivo es transformar la sociedad gracias a la educación, la acción cívica y los medios de comunicación.

Sus adversarios, empezando por Recep Tayyip Erdogan, los llaman FETÖ/PDY, acrónimo que significa "Organización terrorista/Estructura estatal paralela", cuyas letras recuerdan el nombre del líder del movimiento.

¿Cuándo surgió la oposición entre Gülen y Erdogan?

Un analista turco, que requirió el anonimato, señala que los dos hombres no son políticamente incompatibles, adversarios del kemalismo, partidarios de un islamismo moderado y de un programa conservador. Durante mucho tiempo fueron aliados y, cuando Erdogan era primer ministro, se apoyó en la comunidad gulenista para reforzar su poder, frente a la influencia kemalista y laica en la administración.

Tras meses de tensión, la ruptura se produjo a finales de 2014 a raíz de una serie de investigaciones judiciales en torno a la cúpula del poder. Erdogan lo vio como una operación de los jueces gulenistas. También pensó que Gülen estaba detrás de la publicación de las escuchas telefónicas contra el Gobierno.

¿Cuál es la influencia real de los gulenistas?

El miércoles, los medios turcos difundieron la confesión de uno de los golpistas, exayudante de Hulusi Akar, jefe del Estado Mayor del ejército. El teniente coronel Levent Türkkan explicó que entró en el ejército en 1989 gracias a los partidarios de Gülen. Para colaborar con los gulenistas, habría puesto bajo escuchas a Akar, así como a su predecesor, Necdet Özel.

Los empresarios e industriales gulenistas tienen su propia organización, Tuskon.

Por otra parte, según las estimaciones, la red gulenista gestiona en el país al menos 300 centros de educación, desde la primaria hasta la universidad.

Varios medios, como el diario Zeman, uno de los de mayor tirada del país, pertenecen a este movimiento. En marzo, las autoridades se apoderaron del periódico.

¿Cómo explicar la magnitud de la purga?

Desde la intentona golpista, 10.000 personas fueron detenidas y otras 55.000 suspendidas, en todos los sectores: la magistratura, el ejército, la educación, el Ministerio de Deportes...

Esta cifra impresionante podría explicarse porque se han mezclado "simpatizantes no activos o usuarios de escuelas por ejemplo con gente que está en el centro del movimiento", estima Jean-François Pérouse, investigador del Instituto Francés de Estudios Anatolianos de Estambul.

"Las listas estaban preparadas", según un analista turco bajo anonimato. Después de la "limpieza" en los medios y en la policía, la purga del ejército estaba prevista para principios de agosto, según Pérouse. El intento fallido del golpe permitió acelerar el proceso, según él.

¿Contra quién son las purgas?

Es difícil de saber qué método es utilizado para determinar los objetivos de las purgas. Según el politólogo Ahmet Insel, "el poder sabe dónde golpea. Pero, en la justicia, hay una voluntad de limpiar más allá de los círculos gulenistas", con personas que pudieron tomar "decisiones molestas para el poder".

Aunque continúan habiendo muchos interrogantes, en el blog Ovipot (Observatorio de la vida política turca), Jean-François Pérouse aborda la tipología de los golpistas: a los "oficiales simpatizantes de Fethullah Gülen", se añaden los suboficiales "de tendencia extrema laica y ferozmente opuestos al Gobierno" u otros que siguieron la tentativa "por cálculo, para su carrera militar personal".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP