Navigation

Argentina reafirma que juez de EEUU y fondos buscan su default

Una persona pasa el 18 de junio de 2014 en Buenos Aires ante un cartel de repudio a los tenedores de bonos argentinos que reclaman cobrarlos afp_tickers
Este contenido fue publicado el 11 julio 2014 - 13:38
(AFP)

Argentina volvió a acusar a los fondos especulativos que ganaron un juicio en Estados Unidos, de querer llevar al país a la suspensión de pagos, en un aviso publicado en los principales diarios este viernes.

"Los fondos buitre y el juez (Thomas) Griesa pretenden que un acreedor solvente y líquido como la República Argentina, que cumple sistemáticamente con sus compromisos financieros, ingrese en cesación de pagos", indicó el aviso.

Este nuevo aviso pagado se publicó a pocas horas que se realice en Nueva York otra reunión entre una comitiva argentina con el mediador judicial Daniel Pollack, en un intento por acercar a las partes a un acuerdo para acatar el fallo y pagar 1.330 millones de dólares a fondos especulativos.

El aviso es la respuesta a una publicación en español divulgada el jueves en diarios argentinos por la American Task Force Argentina (ATFA), que reúne a los fondos demandantes, donde reafirma su voluntad de negociación con Buenos Aires pero describe lo que considera "mitos" en los argumentos del gobierno.

El Gobierno centroizquierdista de la presidenta Cristina Kirchner, acusa nuevamente a los fondos litigantes de "extorsionar al país para obtener una ganancia de más del 1600%", en un escrito titulado "Fondos Buitre: los hechos demuestran que no es mito que sean buitre".

Argentina denomina "buitres" a los fondos que compraron la deuda en default a un precio muy bajo y buscaron en tribunales cobrar el 100% del valor nominal de los bonos más intereses.

El texto del viernes asegura que el anuncio de la AFTA estaba plagado de "mentiras, injurias y extorsiones hacia la Argentina", y desmiente que el Gobierno "se niege a negociar con los holdouts y elija el default".

El aviso firmado por la Presidencia de la Nación, sostiene que Argentina "ha dado sobrada evidencia de su capacidad de negociación".

"No cabe dudas que los únicos acreedores que jamás quisieron negociar son los fondos buitre, justamente porque su negocio es la extorsión judicial, y no la negociación en condiciones justas, legales y equitativas para ambas partes".

El Gobierno hizo referencia así a los canjes de la deuda que aceptaron cerca del 93% de los acreedores en 2005 y 2010 con quitas de entre 45 y 70%.

Argentina depositó el 26 de junio el pago de los bonos reestructurados que tenían fecha de vencimiento el 30 de junio, pero el juez Griesa bloqueó las transferencias hasta tanto no se resuelva el pago a los fondos especulativos que ganaron el fallo.

Ese pago debe hacerse al mismo tiempo que se paga a los bonistas que se plegaron a la reestructuración de la deuda con las operaciones de canje de 2005 y 2010.

Si los acreedores reestructurados no cobran antes de que venza el plazo de gracia el próximo 30 de julio, Argentina corre el riesgo de entrar en cese de pagos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.