AFP internacional

Jeremy Joseph Christian, en una fotografía divulgada el pasado 27 de mayo por la policía de Portland (noroeste de EEUU)

(afp_tickers)

"¡Ustedes lo llaman terrorismo, yo lo llamo patriotismo!": fue parte de lo que gritó este martes ante una corte estadounidense el supremacista blanco acusado de asesinar a dos personas cuando intentaron defender a un par de mujeres a las que estaba lanzando insultos racistas y anti-musulmanes.

Sin declararse culpable o inocente de los nueve cargos que se le imputan, incluidos varios de homicidio, Jeremy Joseph Christian siguió con su metralla de eslóganes: "¡Váyanse si no les gusta la libertad de expresión (...)! ¡Muerte a los enemigos de Estados Unidos! ¡Váyanse de este país si odian nuestra libertad!".

Está previsto que vuelva a comparecer ante el tribunal el 7 de junio.

En la audiencia estaba Micah Fletcher, quien sobrevivió a una puñalada cuando también intervino el viernes pasado en la defensa de una chica de 16 años negra y su amiga musulmana, a las que Christian gritaba insultos raciales y religiosos en un tren. Otros dos hombres que trataron de defenderlas murieron apuñalados.

"Fui apuñalado en el cuello mientras iba a mi trabajo, por azar, por un extraño que no conozco, por tratar de ser una persona buena", dijo Fletcher al canal NBC el martes.

Según la prensa local, Christian, de 35 años, apareció en un acto ultraderechista en Oregon en abril en el que gritó improperios racistas mientras hacía el saludo nazi.

Tiene además antecedentes criminales por robo, secuestro y posesión de armas, destacaron estos reportes.

Destinee Mangum, una de las muchachas atacadas, contó que estaba con su amiga, que llevaba un hiyab, cuando en plena hora pico, en un tren lleno, se les acercó Christian y comenzó a insultarlas.

"Nos dijo que volviéramos a Arabia Saudita y nos dijo que no deberíamos estar aquí, que nos fuéramos de este país", contó a la televisora KPTV. "Nos dijo básicamente que éramos nada y que deberíamos matarnos".

El presidente estadounidense, Donald Trump, calificó de "inaceptable" el ataque en Twitter el lunes.

AFP

 AFP internacional