Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un soldado turco de las fuerzas especiales monta guardia el 27 de diciembre de 2016 ante un tribunal de Estambul, donde se juzgaba a una treintena de policías presuntamente implicados en la intentona golpista de julio

(afp_tickers)

Un tribunal turco condenó este jueves a cadena perpetua a dos soldados hallados culpables de implicación en el golpe de Estado abortado de julio, la primera sentencia desde la intentona, informaron los medios turcos.

Los dos hombres, que formaban parte de la gendarmería en la ciudad de Erzurum (noreste), estaban acusados de violar la Constitución por su papel en el golpe fallido.

Ankara culpa al predicador Fethulah Gülen, residente en Estados Unidos, de estar detrás del intento de golpe de Estado y ha emprendido una amplia purga para atajar su influencia en la vida pública. Gülen niega las acusaciones.

El parlamento turco aprobó el martes una moción respaldada por el gobierno para ampliar tres meses el estado de emergencia decretado tras la intentona golpista del 15 de julio para derrocar al presidente Recep Tayyip Erdogan.

Según las últimas informaciones publicadas por Anadolu, más de 41.000 personas han sido arrestadas por ser sospechosas de tener vínculos con Gülen, en el marco del estado de emergencia.

Con un número récord de sospechosos entre rejas, los juicios apenas han comenzado y se espera que duren meses.

AFP