Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unas grúas retiran barro de la intersección entre Deerlane Drive y Melcanyon Road, en Duarte, California (EEUU), el 23 de enero de 2017

(afp_tickers)

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia en medio centenar de condados para ayudar a enfrentar los daños causados por las fuertes tormentas de diciembre y enero en el oeste de EEUU.

El estado, que sufría una prolongada sequía, tuvo fuertes lluvias y vientos a comienzos de diciembre, así como fuertes tormentas que comenzaron a inicios de enero y continuaron el pasado fin de semana.

"Me di cuenta de que existen condiciones de extremo peligro para la seguridad de las personas y propiedades debido a los daños de las tormentas", dijo Brown al firmar el lunes la declaración del estado de emergencia.

Brown ordenó a la agencia estatal responsable de las autopistas, puentes y transporte ferroviario a "pedir formalmente inmediata asistencia a través del Programa de Ayuda de Emergencia de la Administración Federal de Autopistas".

Además, ordenó a la Oficina de Servicios de Emergencia de California a "proveer asistencia a los gobiernos locales".

Las tormentas "causaron peligrosas inundaciones repentinas, erosión y flujos sustanciales de lodo y escombros".

Aunque las autoridades todavía están evaluando los daños causados por las tormentas, las estimaciones preliminares son de "decenas de millones de dólares".

El estado de emergencia abarca 50 de los 58 condados de California. Aunque las tormentas provocaron fuertes lluvias y nevadas en las montañas, las autoridades descartan que hayan puesto fin a la histórica sequía del estado.

AFP