Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos (I), y su par ecuatoriano, Rafael Correa, durante una visita a Manta, en Ecuador, el 24 de abril de 2016

(afp_tickers)

Colombia entregó este domingo cerca de 25 toneladas de ayuda humanitaria al "hermano pueblo" de Ecuador, que busca recuperarse tras el potente sismo que hace una semana devastó la costa del Pacífico dejando más de 600 muertos, unos 16.600 heridos y miles de construcciones derruidas.

"Hemos puesto un granito de arena con la ayuda que aquí está presente: cerca de 25 toneladas, cuatro vuelos, dos buques que han llegado con agua y víveres", declaró el presidente Juan Manuel Santos, tras recorrer con su homólogo Rafael Correa el afectado barrio Tarqui de Manta, en la provincia de Manabí (oeste), la región más golpeada.

El gobernante expresó además sus "condolencias a todas las familias de las más de 600 víctimas de esta tragedia", entre las que se cuentan 11 colombianos.

"Hoy más que nunca quisiéramos agradecerle a usted, a Colombia por toda esa solidaridad, lo que han hecho es realmente impresionante", señaló Correa antes de despedir a su par colombiano.

Poco antes, Santos y Correa se habían reunido con Pablo Córdova, el carpintero de 52 años que renació tras pasar 47 horas bajo los escombros de un hotel derruido. "Él se ha convertido en un símbolo", dijo el mandatario colombiano, en alusión a la esperanza que surge en medio de la tragedia.

Córdova, que vio con los presidentes el video de su rescate por bomberos colombianos, dijo tener "más vidas que el gato, gracias a Dios", en un juego de palabras por el hotel El Gato, donde trabajaba.

El sismo de magnitud 7,8 que el 16 de abril sacudió Ecuador, el peor desde 1979, ha provocado hasta ahora 654 muertos, cifra que supera la de los de Chile en 2010 y Perú en 2007.

El terremoto, que en un minuto destruyó apacibles balnearios del Pacífico, también deja 16.601 heridos, 63 desaparecidos y unos 25.629 albergados, según el último balance oficial, que da cuenta de 833 réplicas, seis de ellas de magnitudes superiores a 6,0.

- Solidaridad en "horas difíciles" -

El presidente de Ecuador, que anunció ocho días de luto nacional "en honor" a las víctimas, planteó este fin de semana pagar a "familias acogientes" para albergar a los damnificados, sin mencionar el monto.

Asimismo, indicó que se crearán campamentos "de muy buena calidad, con baterías sanitarias, electricidad, espacios para deportes" donde los albergados podrán "permanecer varios meses, que es lo que demorará la reconstrucción".

Correa agradeció el apoyo de Colombia "en estas horas difíciles" y destacó el trabajo de los socorristas.

"Nos han mandado miles de carpas, sobre todo, 177 rescatistas, algunos de ellos todavía se encuentran aquí, que han realizado un trabajo realmente extraordinario, salvaron varias vidas, ayudaron a rescatar también cadáveres", expresó Correa.

Ambos presidentes analizaron el tema de la cooperación bilateral en caso de catástrofes en una reunión en la que, "más allá de las circunstancias", Ecuador se declaró también "firme" para ser sede de los diálogos de paz anunciados el 30 de marzo con la guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN), según dijeron a la AFP fuentes oficiales.

"Las reuniones formales, cuando decidamos la fecha entre el ELN y Colombia para iniciar la parte pública, se harán aquí en el Ecuador, gracias a la generosidad suya, presidente Correa", declaró Santos.

- Misa entre escombros -

"Dios nos ha regalado el don de la vida nuevamente", dijo este domingo un sacerdote que celebró misa en Pedernales, unos 180 km al norte de Manta y epicentro del terremoto.

Unos 100 fieles se congregaron en las ruinas de la iglesia para escuchar al religioso, mientras otros improvisaban negocios en las calles aún cubiertas por trozos de cemento y hierros retorcidos.

El sismo redujo a escombros populares zonas turísticas y es un duro golpe para este país dolarizado y petrolero, severamente azotado por la apreciación de la divisa estadounidense y por la caída de los precios del crudo.

La autoridades estiman que cerca de 10.000 edificaciones quedaron totalmente destruidas o afectadas. Recién en seis meses habrá un informe final sobre el costo de los daños, pero el país ya tiene tiene activadas líneas de crédito por 600 millones de dólares del Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El Fondo Monetario Internacional (FMI) también ha ofrecido su ayuda, aunque no se ha especificado el monto.

Mientras en Pedernales los habitantes retoman poco a poco sus actividades, otros han preferido marcharse a comenzar de nuevo en otra parte. En Manta, Correa despidió a un grupo de 141 personas que decidieron irse a Colombia.

"A esos hermanos colombianos que hoy parten a su tierra, (que) quisieron hacer una vida en Ecuador, la naturaleza nos ha castigado muy fuerte, perdieron su casa, sus negocios. ¡Ánimo, lo material se recupera! Lo más importante es que tengan vida", dijo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP