AFP internacional

Agentes de las fuerzas contraterroristas de Irak vigilan la salida de civiles de un barrio del oeste de Mosul, el 11 de mayo de 2017, cuando las fuerzas gubernamentales avanzaban en su ofensiva para retomar el área del grupo EI

(afp_tickers)

El ejército iraquí lanzó una operación contra los combatientes de la organización yihadista Estado Islámico (EI) que acosan a las fuerzas de seguridad en la provincia occidental de Al Anbar, anunciaron este jueves oficiales el ejército.

Las fuerzas iraquíes, con el apoyo aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos y la ayuda por tierra de combatientes de las tribus locales, comenzaron su ofensiva al amanecer en las zonas desérticas donde los yihadistas disponen de escondites, explicó el teniente coronel del ejército.

"Las fuerzas de seguridad avanzan en una zona llamada 'kilómetro 160', al oeste de Ramadi, hacia Nujaib", añadió este oficial, con base en Rutba, puesto avanzado militar y última ciudad en el camino hacia Jordania.

El objetivo es expulsar a los combatientes del grupo EI hacia el desierto y poner en seguridad a Rutba, precisó el general de división Mahmud al Falahi, que dirige el Comando de Operaciones de Al Anbar.

Unos treinta miembros de los servicios de seguridad murieron en los ataques y emboscadas de los yihadistas en la región de Rutba en estas últimas tres semanas.

Por su parte la policía local informó que tres fosas comunes que contenían decenas de cuerpos de civiles y soldados fueron descubiertas en la provincia de Al Anbar.

Al Anbar es una gran provincia desértica atravesada por el río Éufrates en las fronteras de Irak, Siria, Jordania y Arabia Saudita.

El grupo EI la convirtió en su bastión instalándose durante su ofensiva que le permitió recuperar el control de casi un tercio del país en 2014.

Las fuerzas gubernamentales reconquistaron desde entonces la mayoría de las ciudades de la provincia, pero los yihadistas disponen todavía de guaridas en el desierto cerca de la frontera siria.

El ejército efectúa igualmente una gran operación más al norte de la provincia para recuperar las últimas ciudades a lo largo del Éufrates, aún controladas por el grupo EI cerca de la frontera con Siria.

AFP

 AFP internacional