Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El bosque atlántico brasileño sufre una perdida de biodiversidad y de deforestación por la producción de palmito

(afp_tickers)

El fondo de inversión Moringa acaba de invertir cinco millones de dólares en el cultivo sostenible de palmeras orgánicas en Brasil, cuyos palmitos se utilizan en la gastronomía, informó el viernes el fondo, lanzado por Rotschild Private Equity y ONF International.

La inversión se hizo en la empresa de productos alimentarios Floresta Viva que cultiva palmeras Pupunha según principios que mezclan la agroecología y agroforestería, sin recurrir a productos químicos, junto a leguminosas, cereales u otras variedades de árboles, para regenerar los suelos degradados por la agricultura intensiva o la deforestación relacionada con la ganadería extensiva.

Brasil es el primer productor y primer consumidor mundial de palmito, preciado por chefs reconocidos, como el brasileño Alex Atala, o el francés Pierre Gagnaire, y vinculado a la cultura india del país.

El consumo de este producto, vendido en su mayoría en conserva, del que Francia es el primer importador mundial, fue "señalado como una de las causas de pérdida de biodiversidad y de deforestación en el bosque atlántico brasileño, del que solo queda el 12% de la superficie", señala el fondo Moringa en su argumentario.

"La producción del palmito se iniciará en una explotación de 1.000 hectáreas con 700 hectáreas de bosque de Mata atlántica preservado, y pretendemos llegar a 1.000 hectáreas de superficie adicional de palmeras para dentro de seis o siete años y convertir la empresa en el número uno del palmito ecológico en Brasil", explica Clement Chesnot, que dirige este fondo.

La inversión se dirige tanto a la creación de una planta de preservación, en proceso de certificación ecológica, como al acompañamiento agronómico, financiero y técnico de los agricultores locales con el fin de inducirlos al cultivo sostenible de la palmera Pupunha.

No se tratará de un monocultivo intensivo, sino que debería estar acompañado de otras especies de árboles o vegetales, en un valle pobre que hasta ahora vivía de una ganadería extensiva, lo que debería mejorar los ingresos de los agricultores y regenerar la tierra, precisó Chesnot.

El fondo Moringa, creado en 2013, realizó hasta el momento otras cuatro inversiones en agricultura sostenible en nichos de mercado (café bajo sombra en Nicaragua, agua de coco en Belice, anacardos en Benin, madera y jengibre en Kenia) y trabaja en un proyecto de agricultura ecológica en África.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP