AFP internacional

El logo de la cementera francosuiza LafargeHolcim, en la sede de la compañía en París, el 9 de marzo de 2017

(afp_tickers)

Tres jueces franceses de instrucción investigarán a la cementera francosuiza LafargeHolcim, acusada de haber financiado indirectamente a grupos armados en Siria para mantener su actividad en el país durante la guerra, informó este martes la fiscalía de París.

En octubre, la justicia abrió una investigación preliminar y el pasado viernes decidió confiarla a dos jueces de instrucción de la sección financiera y a uno de la sección antiterrorista.

La justicia investiga específicamente los cargos de "financiación de empresa terrorista" y "puesta en peligro de la vida ajena", indicó la fiscalía.

La investigación, revelada por la cadena de radio France Inter, quiere esclarecer las relaciones entre Lafarge —entonces una empresa francesa que todavía no se había fusionado con la suiza Holcim— y grupos armados en Siria.

Entre ellos estaba el grupo yihadista Estado Islámico (EI), al que Lafarge habría pagado para mantener abierta y funcionando su planta de Jalabiya, en el norte del país.

El grupo EI conquistó finalmente la planta en septiembre de 2014, que tuvo que cerrar.

En 2016, el Ministerio francés de Economía y varias ONG, entre ellas Sherpa, pusieron denuncias contra LafargeHolcim apoyándose en testimonios de antiguos empleados de la planta.

Y en marzo, la compañía reconoció que financió "indirectamente" a grupos armados en Siria en 2013 y 2014.

AFP

 AFP internacional