Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una moneda de un euro junto a billetes de dólar el 13 de marzo de 2015 en Godewaersvelde, en el norte de Francia

(afp_tickers)

El fisco italiano abrió este miércoles un procedimiento que permitirá a los extranjeros muy ricos instalar su residencia fiscal en Italia a cambio de un único impuesto de 100.000 euros anuales aplicado sobre sus ingresos en todo el mundo.

Los candidatos tendrán que cumplir dos requisitos: haber residido en el extranjero durante al menos nueve de los últimos 10 años y, por supuesto, tener unos ingresos suficientes para que pagar un impuesto de 100.000 euros parezca un buen negocio.

Los extranjeros que también quieran trasladar la residencia fiscal de sus familiares a Italia podrán hacerlo mediante el pago de un impuesto adicional de 25.000 euros por persona.

Según la Hacienda italiana, el impuesto se renovará cada año de forma tácita durante un periodo máximo de 15 años.

Las personas interesadas deberán pasar bastante tiempo en Italia como para justificar su nueva residencia fiscal ante las autoridades de sus países de origen.

La prensa italiana asegura que, de momento, un millar de personas podrían estar interesadas en esa medida.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP