Navigation

La batalla "final" contra el EI en Irak se librará en la frontera con Siria

Esta foto tomada el 6 de octubre muestra un campo petrolero en Hawija que fue prendido fuego por el Estado Islámico tras ser desplazado de esta ciudad iraquí afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 octubre 2017 - 15:00
(AFP)

La batalla "final" en Irak contra el grupo Estado Islámico (EI) se librará en la frontera con Siria, tras la reciente derrota de esa organización en Hawija, afirmaron este sábado a la AFP dos generales de Estados Unidos, país que dirige la coalición antiyihadista.

"La próxima batalla, el último gran combate, tendrá lugar en el valle del Éufrates", declaró el general Robert Sofge, número dos del mando de esta coalición.

Esa zona desértica se extiende desde la ciudad siria de Deir Ezzor hasta el último territorio de Irak en poder de los yihadistas, la región de Rawa y Al Qaim, en el oeste del país.

En Deir Ezzor, el grupo EI es objeto de dos ofensivas: una del régimen de Bashar al Asad, apoyado por sus aliados, y otra de una alianza kurdo-árabe, respaldada por la coalición liderada por Washington.

Hoy en día, "2.000 combatientes del EI se encuentran" en el valle del Éufrates, indicó Sofge. "Todas las operaciones se centrarán en esa zona, y ese combate llegará antes de lo que parece".

Desde la reconquista en julio de Mosul, la segunda ciudad de Irak convertida en un bastión yihadista, las fuerzas iraquíes retomaron, con el apoyo de la coalición, Tal Afar (norte), a finales de agosto, y Hawija, más al sur, el jueves.

También ganaron terreno en el frente de Al Qaim, donde reconquistaron dos localidades, Akachat y Rawa.

"Consiguen derrotar al EI al tiempo que se recuperan rápidamente [para las otras batallas] (...) Nosotros avanzamos también lo más rápidamente posible para seguir" esta progresión, dijo el general Andrew A. Croft, segundo comandante de la aviación de la coalición.

"Es una combinación: por un lado, las fuerzas iraquíes ganan confianza y energía con cada victoria, y por otro el EI se derrumba", explicó Sofge.

El grupo ultrarradical sunita "adopta ahora un modo de funcionamiento de insurrecto, más fuerza militar", indicó. "El reto para los próximos años en Irak y en Siria será el trabajo de la policía" porque a menudo "células durmientes" llevan a cabo ataques relámpago en zonas de Irak reconquistadas hace meses.

Los yihadistas intentan esconderse entre los desplazados o huir de los combates, pero durante la batalla de Hawija, por ejemplo, "un millar de combatientes del EI fueron hechos prisioneros", añadió Sofge.

Están ahora en manos de los combatientes kurdos, los peshmergas, desplegados en el norte y el este de Irak, sobre todo en la provincia de Kirkuk -donde se encuentra Hawija-, una zona reivindicada por el Kurdistán iraquí.

Por el momento las tensiones creadas por la celebración del referéndum de independencia en el Kurdistán no tuvieron un impacto negativo sobre las relaciones entre las fuerzas iraquíes y kurdas.

Según el general Croft, "hay una gran cooperación entre los peshmergas y las fuerzas de seguridad iraquíes".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.