Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El entonces primer ministro de Israel, Ehud Olmert, en una convención antidrogas en Tel Aviv, el 12 de marzo de 2006

(afp_tickers)

El exprimer ministro Ehud Olmert será encarcelado el lunes, convirtiéndose en el primer exjefe del Gobierno israelí en purgar una pena de prisión, tras haber sido condenado a 19 meses por corrupción y obstrucción a la justicia.

Olmert, de 70 años, primer ministro de 2006 a 2009 y durante mucho tiempo uno de los hombres fuertes de la política israelí, ingresará en la cárcel de Maasiyahu de Ramla, en el centro de Israel, por donde ya han pasado varios altos cargos del Ejecutivo. Compartirá cautiverio con el expresidente Moshé Katsav, que purga una pena de siete años por violaciones.

Olmert pasará 18 meses entre rejas por cobrar sobornos en el marco del faraónico proyecto inmobiliario Holyland de Jerusalén, cuando era alcalde de la ciudad, entre 1993 y 2003.

A esta pena, se sumó la semana pasada un mes de cárcel por obstrucción a la justicia. Esta última condena sancionó el intento de Olmert de convencer a su antigua secretaria Shula Zacken de no testificar contra él. Esta lo había grabado en secreto proponiéndole dinero a cambio de su silencio ante la justicia.

Olmert fue condenado además en mayo de 2015 a ocho meses de cárcel por haber percibido sin declarar decenas de miles de dólares del empresario estadounidense Morris Talansky cuando era ministro de Comercio e Industria (a partir de 2003). La apelación por este caso todavía debe ser examinada por el Tribunal Supremo.

La prisión de Maasiyahu, que lleva el nombre del guardián del Templo Judío según la tradición bíblica, tiene una zona reservada a las personalidades. Aryeh Deri, actual ministro del Interior, estuvo ahí preso durante 22 meses, tras haber sido condenado en 2000 por corrupción cuando era titular del mismo Ministerio, entre 1988 y 1993. Deri, jefe del partido ultraordoxo Shass, volvió al cargo en enero, reemplazando a Silvan Shalom, que dimitió tras ser acusado de acoso sexual.

Otro alto responsable del Shass, el exministro de Sanidad Shlomo Benizri, también pasó seis meses en Maasiyahu por corrupción y obstrucción a la justicia.

- Un ala especial -

La autoridad penitenciaria israelí indicó que Olmert, antiguo miembro del Likud -partido de derecha del actual primer ministro, Benjamin Netanyahu-, será encarcelado en el ala 10 del centro, una sección especial de 18 plazas reservada a quienes "no pueden estar con el resto de la población carcelaria".

Esta zona cuenta con seis celdas, cada una con tres camas, ducha y retrete, armario, mesa, sillas y un televisor. En el pasillo, hay teléfonos y el ala dispone de una sala de descanso, un patio, aulas, una sinagoga, una biblioteca y un comedor.

La seguridad de Olmert estará a cargo de los servicios penitenciarios. "Debido a sus antiguas funciones, puede ser objeto de amenazas y estar en peligro", explicó la autoridad penitenciaria.

Olmert sucedió en 2006 al frente del Gobierno a Ariel Sharon, víctima de un derrame cerebral. A raíz de su inculpación en el caso Holyland, Olmert renunció a presentarse a las primarias del Kadima, un partido que fundó junto a Sharon tras una escisión en el seno del Likud. Su retirada allanó el camino hacia el poder de Netanyahu, que dirige el Gobierno desde 2009.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP