Navigation

Rebeldes hutíes toman un eje estratégico al este de Saná

La policía militar de los rebeldes hutíes desfila en las calles de Saná el 8 de enero de 2020 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 27 enero 2020 - 16:35
(AFP)

Los rebeldes yemeníes hutíes se apoderaron de un eje vial estratégico al este de Saná, continuando su ofensiva frente a las tropas gubernamentales al norte y al este de la capital yemení, informaron este lunes militares leales al gobierno.

Tras violentos combates los rebeldes se apoderaron el sábado de un eje vial que une la capital Saná a las provincias de Marib, al este, y la de Jawf, al norte, indicaron las fuentes a la AFP.

La reanudación de los enfrentamientos desde hace diez días ha llevado al Reino Unido a solicitar una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que se celebrará el martes a partir de las 15H00 GMT, según fuentes diplomáticas en Nueva York.

El encuentro será a puerta cerrada y podría concluir con la adopción de una declaración conjunta, precisó una de estas fuentes. El enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffiths, debe informar sobre la situación en una conexión de video con los 15 miembros del Consejo de Seguridad, agregó.

Desde el 17 de enero, los combates se reanudaron al este de Saná luego de meses de relativa calma en el país devastado por más de cinco años de guerra entre los hutíes, apoyados por Irán, y las fuerzas del gobierno, respaldadas desde 2015 por una coalición militar encabezada por Arabia Saudita.

"Los hutíes buscan ahora tomar Hazm, capital de la provincia de Jawf avanzando sobre dos ejes al oeste y al norte de esta ciudad", indicó a la AFP, bajo anonimato, uno de los militares.

La provincia de Jawf está controlada en su mayoría por los hutíes, pero su capital sigue en manos del gobierno.

La provincia de Marib está en parte bajo control de los hutíes pero su capital, del mismo nombre y situada 170 km al este de Saná, está en poder de las fuerzas del gobierno.

Los combates de las últimas 48 horas causaron decenas de muertos y heridos, afirmaron las fuerzas militares, sin proporcionar un balance preciso.

El viernes, el gobierno reconoció el progreso de los hutíes, y afirmó que llevó a cabo una "retirada táctica" de sus tropas de ciertas posiciones al este de Saná.

Según varias ONG, la guerra ha dejado decenas de miles de muertos, principalmente civiles.

El país vive la peor crisis humanitaria en el mundo, según la ONU.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.