Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Sirios saludan a los pasajeros de un tren que circula por la devastada ciudad de Alepo, algo que no ocurría desde hacía cuatro años, el 25 de enero de 2017

(afp_tickers)

Seis facciones rebeldes en Siria sellaron su unión este jueves para combatir a la antigua rama local de Al Qaida, hasta ahora su aliado, agravando la fractura entre los dos bandos que desde hace tres días protagonizan enfrentamientos armados inéditos.

Cinco grupos, con miles de combatientes, se adhirieron a las filas de Ahrar al Sham, un influyente movimiento rebelde, anunciaron en dos comunicados.

Este jueves continuaban los combates en el noroeste entre insurgentes y el Frente Fateh al Sham, conocido antes como Frente Al Nusra, rama siria de Al Qaida.

Esta violencia explotó a comienzos de esta semana paralelamente a las negociaciones de paz de Astaná en Kazajistán, en las cuales participaron facciones rebeldes pero estuvo excluido Fateh al Sham.

El grupo yihadista acusó al resto de haber concluido un acuerdo para "combatir a Fateh al Sham y aislarlo", y afirmó su voluntad de "hacer abortar los complots".

Desde el martes, los yihadistas han atacado una base controlada por el grupo rebelde Jaish al Mujahidin en la provincia de Idlib. Los combates se propagaron en esta región, así como en la vecina de Alepo.

"Nuestra revolución bendita ha sufrido en las últimas horas una serie de agresiones que no han podido provocar una confrontación total", indicaba este jueves el comunicado de Ahrar al Sham. El texto advirtió que "todo ataque contra miembros de nuestro movimiento o sus bases será considerado como una declaración de guerra".

Entre los cinco grupos rebeldes figuran Jaish al Mujahidin y Sukur al Sham.

Desde hace años, Fateh al Sham ha estado aliado con los rebeldes contra el régimen, en particular en la mencionada provincia de Idlib (noroeste), último gran bastión de los adversarios del presidente Bashar al Asad. Esta alianza ha sido una fuente de problemas para que los occidentales apoyasen a los rebeldes considerados moderados.

Fateh al Sham es atacado por aire desde hace semanas por la coalición yihadista liderada por Estados Unidos, bombardeos en los que han sido abatidos más de 130 de sus miembros.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), el grupo yihadista sospecha que los rebeldes han brindado información a la coalición sobre sus posiciones.

Tanto Fateh al Sham como el grupo Estado Islámico (EI), su rival, están excluidos de la tregua vigente desde el pasado 30 de diciembre.

El conflicto sirio, que ha provocado más de 310.000 muertos y millones de desplazados, se volvió más complejo a lo largo de sus casi seis años que lleva de duración por el fortalecimiento de los grupos yihadistas y la implicación de las grandes potencias.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP