Navigation

Un ex fiscal ucraniano acusa a Joe Biden de haber ejercido "presiones"

El aspirante a candidato presidencial demócrata Joe Biden, el 27 de febrero de 2020 en McClellanville, en Carolina del Sur (EEUU) afp_tickers
Este contenido fue publicado el 27 febrero 2020 - 18:04
(AFP)

Un ex fiscal general de Ucrania acusó este jueves al ex vicepresidente estadounidense Joe Biden de ejercer "presiones" en un caso judicial que terminó en el meollo del juicio político (impeachement) contra Donald Trump, finalmente absuelto.

Viktor Shokin considera que Biden "instó de manera repetida" a que fuera destituido cuando era fiscal en Ucrania, desde febrero de 2015 a abril de 2016. Estas "presiones", están, a su parecer, vinculadas a una investigación que realizaba en aquella época la fiscalía que dirigía, dijo a la AFP su abogado, Oleksandr Telesheski.

La investigación estaba centrada en el grupo gasístico ucraniano Burisma, del cual Hunter Biden, hijo del ex vicepresidente demócrata estadounidense, integraba su Consejo de vigilancia.

Este asunto en Ucrania desembocó en el juicio de destitución contra Donald Trump de su cargo como presidente estadounidense, acusado de abuso de poder en su beneficio político personal.

Estaba acusado de haber exigido a Kiev que iniciase una investigación por corrupción sobre las actividades de Biden en Ucrania, con la finalidad de "ensuciar" a su eventual adversario demócrata en las próximas presidenciales.

Finalmente, Trump fue absuelto a comienzos de febrero por el Senado de su país.

Shokin presentó una querella en Ucrania por las presuntas "presiones" de Biden padre, y un tribunal ordenó a la Oficina de investigaciones ucraniana (DBR) que investigase este asunto, según Telesheski.

De acuerdo al abogado, el ex fiscal, no obstante, "no tiene interés de injerir en juicios políticos o en la campaña electoral" en Estados Unidos, y esta denuncia "no tiene ningún carácter político".

Contactada por la AFP, la DBR no estaba en condiciones de confirmar la apertura de una investigación.

La fiscalía ucraniana había anunciado en octubre pasado que quería volver a examinar los archivos del grupo gasífero Burisma, con la finalidad de determinar si vale la pena que sean reabiertos.

Puesto que, a pesar suyo, se encontró atrapado en la tormenta política en Estados Unidos, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, dijo en febrero pasado que quería pasar página a este escándalo que ha perjudicado la relación entre ambos países.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.