Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente del constructor sueco de autos de alta gama Volvo, en Detroit, el 11 de enero de 2016

(afp_tickers)

Volvo, el constructor sueco de autos de alta gama, planea exportar la mitad de la producción de su futura planta en Estados Unidos, dijo el domingo su presidente Hakan Samuelsson.

La fabrica estará en Charleston, Carolina del Sur, y en 2018 comenzará producir la nueva generación de la berlina mediana S60, informó.

Volvo también tiene plantas en Suecia y China.

Samuelsson dijo que la fábrica de Charleston tiene una ambición "global".

"Producirá para el mercado estadounidense pero casi la mitad de la producción será exportada", dijo en Detroit a donde llegó para participar en el tradicional Salón del Automóvil.

La estrategias para esa planta fue trazada en 2014, dijo y eso significa que en los hechos es anterior al empuje del presidente electo Donald Trump por lograr que dejen de venderse en Estados Unidos autos hechos en México en desmedro de la producción y el empleo doméstico.

Samuelsson dijo que si se revisan los costos de producción de México con los de cualquier lugar del sur de Estados Unidos "no hay una gran diferencia financiera".

"México es muy atractivo", afirmó pero apuntó que la diferencia clave es "Estados Unidos es el mayor de los mercados y México no lo es".

"Necesitamos estar más cerca de nuestros clientes. Tenemos que entenderlos si queremos crecer", añadió.

Volvo vendió en 2016 la cifra récord de 534.000 unidades y 83.000 de ellas en Estados Unidos.

La opción de Volvo por Estados Unidos es ratificada en momentos en que Trump presiona a los constructores a que fabriquen en Estados Unidos los autos que venden en ese mercado.

AFP