Navigation

Bélgica "acepta acoger" al expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo

Laurent Gbagbo habla al entrar en una sala de la Corte Penal Internacional (CPI), el pasado 15 de enero en La Haya afp_tickers
Este contenido fue publicado el 02 febrero 2019 - 10:49
(AFP)

Bélgica "aceptó acoger" al expresidente de Costa de Marfil Laurent Gbagbo, absuelto hace dos semanas por la Corte Penal Internacional (CPI) de crímenes contra la humanidad entre 2010 y 2011 y puesto el viernes en libertad condicional.

"Respondiendo a un pedido de cooperación de la Corte Penal Internacional, Bélgica aceptó acoger a Laurent Gbagbo, teniendo en cuenta los lazos familiares" con el país, declaró el sábado a la AFP un portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Karl Lagatie.

Según la prensa belga, la segunda esposa de Gbagbo, Nady Bamba, de 47 años, vive actualmente en Bélgica.

"Esto se inscribe también en el marco de nuestro apoyo a las jurisdicciones penales internacionales", explicó el portavoz, precisando que no sabía si Gbagbo se encontraba ya en el país.

La CPI dejó el viernes en libertad condicional a Gbagbo. Entre las condiciones que impuso figura la obligación de residir en un Estado miembro de la CPI a la espera de su posible nuevo juicio en apelación.

El tribunal indicó el viernes por la noche que Gbagbo y Charles Blé Goudé, exjefe del movimiento de Jóvenes Patriotas, también puesto en libertad por la CPI, habían abandonado el centro de detención en La Haya para dirigirse a un lugar "transitorio" antes de decidirse su destino final.

Detenido desde hace más de siete años, Gbagbo fue juzgado por crímenes cometidos durante la crisis poselectoral de 2010-2011, fruto de su rechazo a ceder el poder a su rival, el actual presidente marfileño Alassane Ouattara.

Finalmente fue detenido en abril de 2011. Es el primer exjefe de Estado en haber sido entregado a la CPI.

Tanto Gbagbo como Goudé fueron absueltos en primera instancia el 15 de enero pasado. Ambos habían sido acusados de crímenes contra la humanidad: asesinatos, violaciones, persecuciones y otras atrocidades de los cuales se declararon inocentes.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.