Navigation

Londres y Bruselas mantienen los plazos de los controles en Irlanda del Norte

Este contenido fue publicado el 24 febrero 2021 - 20:34

Londres, 24 feb (EFE).- El Reino Unido y la Unión Europea acordaron este miércoles buscar "soluciones pragmáticas" para minimizar las fricciones en el paso de mercancías entre Irlanda del Norte y la isla de Gran Bretaña, pero han evitado por ahora retrasar la entrada en vigor de los controles, como reclama Londres.

El ministro del Gabinete británico, Michael Gove, y el vicepresidente de la Comisión Europea para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, se reunieron hoy de manera virtual en el marco del comité conjunto para vigilar el cumplimiento de salida del Reino Unido del bloque comunitario.

"Las partes resaltaron la importancia de las acciones conjuntas para asegurarse de que el Protocolo (para Irlanda del Norte) funciona en beneficio de todos", afirmó en un comunicado el Gobierno británico tras el encuentro, en el que el Reino Unido actuaba como anfitrión.

Londres ha solicitado que se congelen durante dos años algunas de las condiciones de ese protocolo, para las que se pactaron moratorias que caducan entre marzo y junio.

Para evitar fricciones aduaneras, el Reino Unido quiere retrasar la exigencia de obtener certificados sanitarios para los productos alimentarios con componentes animales que crucen entre ambos territorios, entre otros asuntos.

La ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, tachó el resultado de la reunión de hoy como "enormemente decepcionante".

"No puedo decir que tuviera grandes expectativas, dada la actitud de la Comisión Europea hacia todo lo que hemos estado diciendo hasta ahora", se lamentó en declaraciones a la cadena BBC.

"No han escuchado las voces del unionismo, la comunidad mayoritaria en Irlanda del Norte", agregó Foster, que urgió a "reemplazar" los términos que se acordaron entre Londres y Bruselas antes del Brexit.

En el comunicado del Gobierno británico se subraya que el Reino Unido trabaja en un "nuevo plan operacional respecto a los supermercados y sus proveedores", e incrementará la inversión en "soluciones digitales para las firmas de comercio en cumplimiento del protocolo".

"Algunas de nuestras firmas de servicios alimentarios están muy preocupadas por el hecho de que no podrán importar productos cárnicos preparados desde Gran Bretaña a partir del final de marzo", subrayó la ministra principal norirlandesa.

A partir del próximo mes, está previsto que Gove abandone la presidencia del comité conjunto por la parte británica, que será asumida por David Frost, que actuó como negociador del Brexit para el Reino Unido. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.