Los responsables del gobierno populista italiano lograron el miércoles por la noche alcanzar un compromiso para acoger una decena de los migrantes que desembarcaron en Malta tras un acuerdo de repartición entre ocho países europeos.

"Hay una convergencia dentro del gobierno sobre una línea rigurosa: puertos cerrados, lucha contra los traficantes de personas y las oenegés. Y yo añado que cualquier nueva llegada (de migrantes) no tendrá que costar ni un céntimo a los ciudadanos italianos", aseguró el jueves por la mañana el ministro de Interior, Matteo Salvini.

Para ello, fue necesaria una reunión de una hora y media entre el jefe del gobierno, Giuseppe Conte, y sus dos vice primeros ministros, Salvini, líder la la Liga (extrema derecha), y Luigi Di Maio, jefe del Movimiento 5 Estrellas (M5S, antisistema).

Aunque Salvini sigue reiterando desde hace meses que los puertos italianos están cerrados a este tipo de embarcaciones, Di Maio dijo la semana pasada que esperaba que Italia acogiera a las mujeres y los niños rescatados antes de Navidad por la oenegé alemana Sea-Watch, cuyo barco permaneció en el Mediterráneo ante la negativa de los países a dejarlo atracar.

Conte acabó finalmente apoyando a Di Maio e Italia figuró el miércoles entre la la decena de países que se comprometieron a acoger estos migrantes, entre ellos Francia y Alemania, que recibirán cada uno a 60 de ellos.

El ministro de Interior exigió entonces una reunión gubernamental urgente y obtuvo otro compromiso: una decena de migrantes llegarán a Italia y estarán a cargo de la Iglesia valdense, que junto a la comunidad católica de Sant'Egidio, participa y financia unos "corredores humanitarios" que han permitido acoger a cientos de refugiados en Italia.

Además, Conte tendrá que conseguir que sus socios europeos respeten sus compromisos de repartición de otros migrantes llegados a Italia tras los anteriores acuerdos.

En julio de 2018, Alemania, Francia, Portugal, España y Malta afirmaron que cada país recibiría 50 de los cerca de 450 migrantes que habían desembarcado en Sicilia, tras ser rescatados por los guardacostas italianos.

Según Salvini, Francia respetó el compromiso, pero a Alemania solo llegaron 23 personas del grupo, 21 a España, 19 a Portugal y ninguna a Malta. Irlanda, que dijo estar dispuesta a acoger a 20, solo recibió a 16.

"No habrá ninguna llegada a Italia mientras Europa no respete sus compromisos con Italia", insistió el líder ultraderechista el jueves. "La inmigración, es el ministro de Interior quien la gestiona", aseveró.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes