Navigation

Suiza enfrentará una recesión en 2020 debido a la pandemia

Suiza ha impuesto severas restricciones a la vida cotidiana de la gente en un intento por contener los avances de la pandemia de coronavirus. Keystone

Suiza avanza hacia una severa recesión este año como resultado del coronavirus, según advierten expertos económicos. Pero si se logra controlar la pandemia, la economía helvética se recuperará con solidez en 2021.

Este contenido fue publicado el 24 marzo 2020 - 10:15
Keystone-SDA/ds

El Instituto de Investigaciones Económicas BAK, de Basilea, afirma que el colapso que experimentará el gasto privado debido a la actual crisis sanitaria desencadenará una recesión global. Para Suiza, esto significará un fuerte retroceso en la exportación de servicios debido a la caída en la demanda del turismo y de la celebración de eventos.

Contenido externo

El lunes, BAK pronosticó un retroceso del Producto Interno Bruto (PIB) suizo del 2,5% en 2020. Una previsión que contrasta con la que había hecho antes del coronavirus, que adelantaba un crecimiento de 1,3% este año. Según los especialistas, en un escenario optimista en el que se logra controlar la crisis con rapidez y eficacia, la economía suiza experimentaría un crecimiento del 4,3% en 2021.

BAK estima que el retroceso económico también afectará al empleo. Se espera que la tasa de paro aumente un 0,8% este año, lo que elevaría la tasa global de desempleo al 3,1% al cierre de 2020, pero luego experimentaría un avance positivo para situarse en el 2,7% en 2021 si el panorama general mejora.

Escenario negativo

En su turno, los expertos del banco UBS también han ajustado sus pronósticos en la presente coyuntura. Esperan una caída del PIB del 1,3% este año, a la que seguirá un crecimiento económico del 2% en 2021. Un escenario que solo podrá producirse si las medidas de emergencia que están prohibiendo la operación de muchos comercios concluyen a finales de abril. 

Si la crisis dura más -prolongando el cierre de los negocios durante más tiempo-, entonces la economía suiza podría retroceder un 3% en 2020, advierten.

En este segundo escenario, la tasa de desempleo aumentaría, afectando al gasto de los hogares. Se produciría una oleada de quiebras corporativas que tendría como consecuencia el impago de muchos créditos bancarios. Esto último afectaría al número de hipotecas vigentes, penalizando al sector de la construcción. Y si todo esto se produjera, no habría crecimiento económico antes del año 2022.

​​​​​​​

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.